Las mujeres escriben una página en la historia de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP) de Estivella. Y es que por primera vez han entrado a formar parte de la Junta Directiva de esta asociación, con el fin de darle un nuevo aire al colectivo.

Fina Gasch, María Dolores Mateu, pepa Romero y María Calabuig son los nuevos fichajes de la asociación de jubilados del municipio. “Hemos decidido entrar para cambiar de aires la asociación y emprender nuevos proyectos que atraigan a más mujeres de la localidad”, destaca María Calabuig.

La nueva Junta Directiva de la UDP de Estivella ya se ha reunido para comenzar el nuevo ejercicio y organizar un programa de actividades a gusto de todos los vecinos de la tercera edad. Y en este punto han jugado un papel muy importante las nuevas incorporaciones, ya que han tenido en cuenta las preferencias de las mujeres para realizar actividades que hasta ahora no se contemplaban. El objetivo es atraer a un mayor número de mujeres al colectivo y dejar atrás los años de conservadurismo.

La entrada de estas cuatro mujeres a la Junta Directiva de la UDP de Estivella se ha producido después de que el anterior equipo de la asociación de jubilados dimitiera tras años de actividad. En la actualidad, el nuevo presidente es Manolo Mateu, el primer presidente de la UDP que cuenta con mujeres en su equipo directivo.

Se trata de un hito en la historia de la asociación de jubilados del municipio, pero tanto María como el resto de mujeres esperan que la incorporación de las vecinas a este colectivo se consolide y crezca a lo largo de este ejercicio.