Las pensiones subirán a partir de mañana un 2,1 % en el oeste de Alemania y un 2,5 % en el este después de que el Bundesrat, cámara alta del Parlamento donde están representados los gobiernos regionales, diera su visto bueno.

Las alzas de las pensiones alemanas depende de una serie de factores entre los cuales se destaca la evolución de los salarios brutos en el año anterior.

Los salarios en 2014 habían subido un 2,08 % en el oeste del país y un 2,5 % en el este.

Otro factor para la evolución de las pensiones es el demográfico, determinado por la relación proporcional entre el número de personas que están pagando cotizaciones y el número de jubilados.

Este año, el cambio en el factor demográfico fue sólo del 0,01 %.