El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado este viernes que las pensiones subirán un 0,25% en 2016, el mínimo legal previsto en la última reforma. Es el tercer año consecutivo en el que las pensiones se incrementan un 0,25%.

En una comparecencia para hacer balance de la legislatura y presentar las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año, Rajoy ha subrayado que desde enero de 2014 se han incorporado a la Seguridad Social casi 900.000 cotizantes, pero ha precisado que se necesitan aún “muchos más” para volver al equilibrio del sistema.

El Gobierno trasladó el jueves a los sindicatos que la subida de las pensiones contributivas y no contributivas para 2016 sería del 0,25%. Les informó verbalmente, sin descartar la posibilidad de introducir cambios de última hora.

Finalmente no ha sido así y el Gobierno ha optado por aplicar el incremento mínimo previsto en la fórmula de actualización introducida en la última reforma de pensiones, que tiene en cuenta los gastos e ingresos del sistema y que establece un suelo del 0,25% y un techo máximo del IPC más un 0,50%.

El 39% del gasto se dedica a pensiones

Rajoy ha explicado que de cada 100 euros que se gastarán el próximo año, 39 se dedicarán al pago de pensiones, 7 a prestaciones por desempleo y políticas activas y otros 8 a gastos sociales.

Esta decisión se sostiene sobre la previsión de que la Seguridad Social incurra en un déficit del 0,3% del PIB durante el próximo año, como estaba previsto en el último plan de estabilidad.

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha recordado que los Presupuestos de 2016 contemplan una subida del 1% en el sueldo de los funcionarios tras cinco años de congelaciones.