Del 23 de junio al 2 de julio tiene lugar en Madrid la celebración del World Pride (Orgullo Mundial). Este año, la capital española ha sido elegida para ensalzar los valores de la diversidad sexual y de género. Unos días, en donde los colores del arcoíris inundarán las calles de la ciudad madrileña para visibilizar al colectivo LGTB. Pero ¿y las personas mayores del colectivo LGTB? ¿Cómo viven el Orgullo? ¿Se les da visibilidad?

La realidad es que las personas mayores LGTB siguen siendo un colectivo vulnerable y abandonado por la sociedad mayoritaria y por el propio colectivo, encontrándose en la actualidad sin recursos específicos que puedan paliar el deterioro, la soledad y su situación de dependencia.

Y como en muchas ocasiones sucede en cualquier sector de la sociedad, la edad sigue siendo un factor discriminatorio, que en este caso deja a las personas mayores LGTB indefensas y desprotegidas ante una sociedad que las ha invisibilizado.

Por ese motivo, la Fundación 26 de Diciembre, una asociación sectorial adherida a la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España, vela por el logro de los derechos y la dignidad del colectivo de Mayores LGTB.

De esa manera, buscan atención residencial especializada a personas mayores lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB), preferentemente, por medio de la construcción o adecuación de espacios físicos adaptados a sus necesidades tanto físicas, psicológicas y emocionales como sociales. Además de construir, buscar y fomentar espacios físicos y sociales, así como actividades, adaptadas y pensadas para el colectivo de Mayores LGTB, que sirvan para el ejercicio de su  tiempo de ocio, viajes y cultura.

Recientemente, el Ayuntamiento de Madrid ha cedido a 15 personas mayores LGTB, de más de 55 años y asociadas a la Fundación 26 de Diciembre, cinco viviendas donde poder compartir sus vidas, ya que tienen pocos recursos. En la actualidad, son las únicas viviendas públicas de toda España destinadas a este fin. Una forma de evitar la soledad y la exclusión de las personas mayores LGTB. Desde Fundación 26 de Diciembre, estiman que en Madrid hay alrededor de 80.000 personas mayores del colectivo LGTB “en riesgo de exclusión”.

La Fundación 26 de Diciembre, además, desarrolla un Programa de Atención al VIH/SIDA y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) con el objetivo de asesorar, atender y prevenir sobre el VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Dirigido a personas mayores lesbianas, gays, transexuales o bisexuales, de 50 años o más, también ofrecen apoyo para afrontar el estigma y la discriminación, los miedos y los prejuicios que acompañan al VIH. La atención es anónima, gratuita y confidencial.

Una gran trayectoria en defensa de la diversidad sexual, su importantísima y pionera labor por la visibilidad, igualdad, respeto, cuidado y acogida de las personas LGTB mayores, que ha sido galardonada con el premio Margarida Borrás, desarrollado por el colectivo Lambda. El premio fue entregado a su presidente Federico Armenteros, el pasado 17 Mayo en su 22ª edición. Además, este año la edición de los premios coincidía con el Día Internacional contra la LGTBfobia.

Son muchas las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, que por ser mayores, han perdido injustamente el derecho a vivir su identidad y su sexualidad con dignidad. La Fundación 26 de Diciembre trabaja por conseguir espacios físicos y sociales de libertad y respeto a los mayores LGTB, para así tratar de cubrir sus necesidades particulares y colectivas.

 Las personas mayores LGTB en el Wordl Pride Madrid:

La Fundación 26 de Diciembre, una asociación sectorial adherida a la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España, vela por el logro de los derechos y la dignidad del colectivo de Mayores LGTB.