Se acaba de publicar el El Anuario Regional de Eurostat 2016, y sus proyecciones de población para algunas regiones españolas no son nada halagüeñas.

Los datos revelan que en 2050 viviremos en un país donde cerca del 30% de la población tendrá más de 65 años. Esto quiere decir que de aquí a 25 años nuestro sistema de vida va a cambiar notablemente. Y por fuerza. Quizá los datos más significativos son los relativos a las tasas de dependencia, esto es, la proporción de mayores de 65 años en relación con la población en edad de trabajar, entre 16 y 65 años. En el ranking de las 10 regiones europeas que tendrán mayores tasas de dependencia, hay tres españolas.

Castilla y Léon será la sexta de todas las regiones de la UE donde más crecerá la tasa de dependencia en 2050. Un puesto detrás se situará Asturias y Galicia se situará en la décima posición, según el estudio  publicado por Eurostat.

La tasa de dependencia en Castilla y León crecerá hasta el 82%, la de Asturias, hasta el 77% en el año 2050, mientras que  en el caso de Galicia será del 80%, según dicho informe.

Sólo en cinco regiones alemanas la tasa de dependencia crecerá más que en Castilla y León y Asturias. Sedrán las de Chemnitz (104%), Sajonia-Anhalt (101%), Mecklenburg-Vorpommern y Brandenburg (100% en ambos casos) y en Turingia (91%) y crecerá algo más que en Galicia en la región portuguesa del Norte y la búlgara de Severozapaden (79% en ambos casos).

mayores_udp_poblacion-ue-1
Por el contrario, Melilla tendrá la segunda menor tasa de dependencia en 2050 en la UE (24%), sólo por detrás del territorio de ultramar francés de Guayana (21%) y sólo las regiones del Este de Londres (25%) y de Bruselas capital (26%) tendrán una tasa menor que la de Ceuta (29%, igual que la región del oeste de Londres), según los datos del informe.
Melilla se sitúa como la región de la UE donde más crecerá la población a la altura de 2050 (127%) por delante de la Guayana francesa, (95%), Luxemburgo (87%), Bruselas (83%) y Ceuta (82%).

Es evidente que con estas tasas de dependencia muchas cosas habrán de cambiar en el mercado de trabajo y en la financiación de los sistemas de protección social tal y como los conocemos hoy.

Otros datos para la reflexión. Ourense fue la única otra región en la UE donde las personas de edad representaron más del 30% de la población total, y era una de las tres regiones españolas entre las 10 regiones de la UE con mayor proporción (28,5% o más) de personas mayores en sus respectivas poblaciones.

Pero no todo son malas noticias. El estudio también aporta datos para el optimismo, por ejemplo la esperanza de vida más alta en la EU en 2014 se registró en la capital española de la Comunidad de Madrid, con 84,9 años.