En el Cosmocaixa de Barcelona, de martes a domingo y los lunes festivos, los de Pascua, verano y Navidad, de 10 a 20 h, se podrá disfrutar desde el 31 de marzo de la exposición Talking Brains, donde los visitantes podrán entender mejor cómo funciona nuestro cerebro.

Existen alrededor de 6.000 lenguas en el mundo, pero solo hay una capacidad del lenguaje, que hunde sus raíces en un cerebro que es único: el de nuestra especie.

Desde la perspectiva del cerebro, todos los seres humanos hablan una misma lengua común: la humana.
Una experiencia por inmersión expone los visitantes a la idea de que las lenguas del mundo, de gran diversidad a simple vista, proceden en realidad de un cerebro que es común a la especie humana y está determinado por una biología específica.

En esta exposición se presenta el cerebro humano desde el punto de vista de las funciones lingüísticas. Se muestra la importancia de la biología a la hora de determinar nuestras mentes. El visitante podrá conocer el origen de las lenguas.

En esta exposición descubrirá cómo ha evolucionado el lenguaje en nuestros antepasados. Conocerá también cómo en nuestro cerebro se hace posible la capacidad de aprender a hablar y cómo dicha capacidad cambia a lo largo de la vida.

Tendrá la oportunidad de observar el funcionamiento de nuestro propio cerebro mediante un innovador módulo que muestra la actividad de nuestros circuitos neuronales.

La facultad de hablar del presente, del pasado y del futuro es únicamente humana. Otras especies cuentan con altas capacidades para comunicarse, pero hasta el momento no hemos descubierto ninguna que pueda pensar o hacerse preguntas sobre lo que pasará mañana. El habla es uno de los grandes objetos de estudio de la neurociencia y otras disciplinas.

Todo empieza en el útero… y después sigue un rompecabezas que el niño resuelve sin mucho esfuerzo, pero que aún hoy en día los más destacados científicos no han podido completar del todo.