Ya se ha constituido el Congreso de los Diputados, y los mayores de 65 años brillan por su ausencia. De los 350 representantes de los ciudadanos, tan solo 11 tienen 65 o más años, el 3,1%. ¿Se trata de algo excepcional o es algo habitual dentro del mercado laboral español?

Los mayores de 65 años representan cerca del 19% de la población. Sin embargo, los diputados mayores de 65 años en el recién constituido Congreso suman tan solo el 3,1% del total. De 350 diputados, tan solo 11 tienen 65 o más años.

Nueve son del Partido Popular, hay una diputada de En Comú y otro diputado de Ciudadanos. La diputada de más edad es María Teresa de Lara Carbó, de 73 años y diputada del PP por Madrid.

Con 71 años está Jose Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y ahora diputado del PP por Alicante. El ex presidente del Congreso, Jesús Posada, y ahora diputado del PP por Soria tiene 70 años. Arturo García Tizón, diputado del PP por Toledo tiene 69 años. Teófila Martínez, que fue durante 20 años alcaldesa de Cádiz, tiene 68 años y es ahora diputada de PP por Cádiz. Con 67 años y diputada del PP por Madrid, está Mª Carmen Alvarez-Arenas.

Con 66 años tenemos a Carlos Pracht, diputado de Ciudadanos por Cantabria y también tiene 66 años Celia Villalobos, diputada del PP por Málaga y Dolors Terradas, diputada de En Comú en Girona.

Y cierran la lista de diputados de 65 o más años dos ministros en funciones, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, diputado del PP por Madrid; y Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior y diputado del PP por Barcelona.

Estos son los once diputados de 65 o más años de esta legislatura. No hay más. Luego tenemos 24 diputados de 60 a 65 años, y la mayoría de diputados que están en la franja de edad de entre 40 y 60 años, 236 diputados. El resto tienen menos de 40 años, hasta llegar a los 25 años de la diputada más joven del Congreso, Ana María Susch, del PSOE en Valencia.