Ya viene la Semana Santa y cualquier escapada sabrá a gloria. Hay muchas opciones, aunque las tradiciones religiosas, tomar el sol para coger colorcito, y una salida al extranjero están entre los pensamientos más comunes.

Según el buscador Trivago, estos son los destinos más buscados por los españoles que buscan escaparse unos días esta Semana Santa.

La clasificación

La capital de España, Madrid, siempre está en los rankings de las ciudades más buscadas, y aunque no sea el lugar donde la Semana Santa se viva más intensamente, sí que diferentes procesiones recorren las calles de la ciudad, además de conciertos de música religiosa en distintos distritos.

No hay que perderse: el jueves la procesión del Divino Cautivo en el barrio Salamanca; el viernes santo, en la plaza Mayor y en la plaza de la Villa, habrán conciertos de saetas flamencas; y el domingo, tendrá lugar una tronada de tambores también en la plaza Mayor, aunque hay muchas otras actividades. No hay que dejar de probar las exquisitas torrijas que se muestran en los escaparates de todas las pastelerías.

En segundo lugar, Sevilla, la ciudad andaluza es una de las localidades en las que se vive con más devoción la Semana Santa. Las cofradías y hermandades sacan a la calle las imágenes de sus vírgenes y Jesucristo más venerados. Y los pasos y procesiones se dan de forma continuada todos los días, son escenas estremecedoras que atraen a miles de turistas, sobre todo, en el barrio de Triana y el de la Macarena.

De día se suelen visitar las iglesias desde donde parten los distintos pasos, y si hay tiempo, se recomienda una ruta gastronómica por los bares de los cofrades como: Casa Ricardo, bar Entrevarelas, bar Iscariote, Los Claveles o la Bodeguita Romero, entre otros.

Le sigue Barcelona, solo hay que recordar que en Catalunya el Jueves Santo no es festivo, y sí es el lunes, ese día se come la deliciosa ‘mona de Pascua’, un pastel coronado por una gran figura de chocolate. Y, aunque en la Ciudad Condal no se note el fervor de otros lugares, sí que se realizan algunas procesiones como la de l’Hospitalet de Llobregat o Badalona, que congregan a cientos de personas.

El Viernes Santo, en la Catedral, se hace el Sermón de las Siete Palabras, justo delante del templo, y luego hay una vía crucis. Hay cientos de planes alternativos a estos, para pasar estos días en la localidad.

Un clásico de esta época es visitar Londres, el tiempo es bueno y hay actividades para todos los gustos. El acto religioso más destacado es el que tiene lugar en Trafalgar Square, con la Pasión de Cristo, una representación teatralizada sobre la crucifixión de Jesús. Aunque la tradición de Pascua está relacionada con el chocolate y los famosos huevos de Pascua que se encuentran por todas partes.

Además, todas las atracciones turísticas, los museos, los mercadillos y las tiendas estarán abiertas, así que se podrá subir al London Eye, visitar el National Gallery, ver la catedral de San Pablo o tomarse una cerveza en cualquier pub.

Un cambio totalmente radical es Benidorm, sol, playa y fiesta en la ciudad paraíso del turismo, pero que también vive la Semana Santa a través de los pasos y las procesiones de sus cofradías y hermandades. Lo más destacado es la Solemne Procesión del Silencio el Jueves Santo, y el domingo de Resurrección, por la mañana, se celebra ‘La Embajada’. El tiempo es excelente, lo que permiten realizar los primeros baños del año..

Otra ciudad andaluza, Granada, es una de las favoritas. Desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección se suceden las procesiones de imágenes y cortejos. El día más importante es el Miércoles Santo, en las colinas del Sacromonte, con el paso del Cristo de los Gitanos.

Aprovechando la estancia hay que acercarse a la Alhambra y continuar por el barrio del Realejo donde tomarse unas tapas, y finalmente acercarse al antiguo barrio árabe del Albaycín donde hay muchos rincones desconocidos que merece la pena visitar.

La capital del país vecino, Lisboa, se llena de españoles para estas fechas, por proximidad y precio. Y aunque no lo celebran de una manera especial, los que busquen eventos religiosos se pueden acerca a la catedral da Sé, o al barrio de Alfama y oír misa en algunas de sus iglesias.

Pero lo realmente interesante está en las calles; el castillo de San Jorge, el elevador de Santa Justa, la torre de Belém – no hay que irse sin probar los pastéis -, el parque de las Naciones, entre otros. La ciudad se visita caminando o a través de sus tranvías que transitan, por cuestas infinitas y calles estrechas, hasta llegar a puntos en que las vistas panorámicas son impresionantes.

Otra localidad catalana, Salou, en Tarragona, es el lugar ideal para viajar en familia o para relajarse en las playas de arena dorada y aguas tranquilas. Si queremos asistir a algún acto religioso hay que acercarse a Tarragona, las procesiones discurren, en su mayoría, por casco antiguo de la ciudad y reúnen a más de 5.000 cofrades.

Málaga es uno de los principales destinos de Semana Santa, aquí se vive con intensidad esta festividad. Sus pasos son unos de los más espectaculares: cirios, nazarenos y enormes tronos que conforman un auténtico espectáculo de fe. La gente se arremolina a su paso, hay aplausos, vítores y se cantan saetas espontáneas.

También, se suceden los desfiles militares, incluso los Legionarios desfilan, el Jueves Santo, con el traslado del Cristo de la Buena Muerte. Pero no solo vive de los actos religiosos, los bares y restaurantes están abiertos hasta altas horas de la madrugada para que todo el mundo disfrute y se divierta.

Finalmente, Roma es otro de los lugares preferidos para vivir la Semana Santa. Miles de turistas la visitan para escuchar las misas del Papa en la plaza de San Pedro del Vaticano, y para asistir al vía crucis en el Coliseo.

Pero Roma es una ciudad que ofrece multitud de propuestas , desde excelente gastronomía – hay que probar la ‘pizza di Pasqua’-, a exposiciones, museos, y tours que transcurren por lugares de históricos.

El mismo análisis indica que Barcelona, Madrid, Mallorca, Sevilla, Palma, Benidorm, Valencia, Málaga, Tenerife e Eivissa son los destinos más demandados por parte de los extranjeros.