Las personas mayores de 60 años son las que más leen en España, un 40% lee libros de forma diaria o casi todos los días, según se desprende del del Estudio Global GfK Frecuencia en la lectura de libros que ha analizado la regularidad con la que se realiza esta actividad en 17 países de todo el mundo.

El 32% de los consultados en España lee de manera diaria o la mayoría de los días algún libro. Una cifra que asciende hasta el 57% si se suman aquellos que han declarado leer al menos una vez a la semana. Por otra parte, un 27% dice no leer nunca o con poca frecuencia.

Con estos porcentajes, España se sitúa en las primeras posiciones de entre todos los países estudiados. Ocupa el segundo lugar, tras China (36%), si se tienen en cuenta los porcentajes de lectura diaria, y el tercero si se incluyen en el cálculo a los que dicen leer al menos una vez a la semana. China (70%) y Rusia (59%) son los únicos dos países con porcentajes superiores en esta clasificación.

Por grupos de edad, los mayores niveles de lectura diaria se dan entre aquellos con más de 60 años con un 40%. Por el contrario, los más jóvenes (entre 15 y 19 años) muestran los porcentajes más bajos: un 21% indica que lee de manera diaria o casi todos los días algún libro. De hecho, es el grupo con el porcentaje más alto de aquellos que confiesan que no leen nunca (9%).

Para llevar a cabo este estudio, GfK realizó entrevistas online a más de 22.000 personas, mayores de 15 años, durante el verano de 2016 en: Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Italia, Japón, México, Países Bajos, Rusia, Corea del Sur, España, Reino Unido y Estados Unidos. Los entrevistados tenían que señalar con qué frecuencia leen libros: “cada día o la mayoría de los días”, “al menos una vez a la semana”, “al menos una vez al mes”, “con poca frecuencia” o “nunca”.

Contrariamente a lo que sucede en España, en los resultados globales por grupos de edad, son aquellos entre 15 y 19 años, con un 35%, los que leen de manera más regular, mientras que los de entre 40 y 49 años muestran el porcentaje más bajo (24%). El nivel más alto de los que no leen nunca pertenece a los mayores de 60 años (10%).