Derribar estereotipos. Coincidiendo con el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, Rodríguez Rovira puso de manifiesto la ausencia generalizada de estrategias de gestión del envejecimiento de las plantillas en las empresas españolas y contrapuso esta carencia a las acciones que ya se han comenzado a adoptar en otros países ante la evidencia del cambio demográfico y la consecuente elevación media de la edad de las plantillas.

El presidente de la Fundación Edad&Vida recalcó la existencia de “obstáculos psicológicos y sociales, tanto en la sociedad como en el empresariado, que han creado estereotipos negativos de los trabajadores mayores”. E ilustró su existencia con el dato de que el 64% de los empresarios se muestra en contra de prolongar la vida laboral de sus empleados cuando les llega la edad de jubilación.

Rodríguez Rovira lamentó que las empresas vean a sus trabajadores de más edad como más caros que los jóvenes, con menos preparación, menor capacidad para aprender y mayor tendencia al absentismo, “lo que se traduce en que cuando una persona mayor de 50 años pierde su trabajo, le es muy difícil recuperarlo”.

Por contra, el presidente de la Fundación Edad&Vida, una entidad sin ánimo de lucro que define como su objetivo principal dar respuesta a los desafíos sociales y económicos que plantea el envejecimiento de la población, aseguró que muchas empresas ya se han dado cuenta de que la política más inteligente es retener al personal de mayor edad y aprovechar su experiencia en beneficio de la empresa.

Para conseguirlo en España, aseguró que es necesario un cambio cultural tanto a nivel político como en la gestión empresarial. A nivel político, fomentando una imagen más positiva del proceso de jubilación y poniendo en marcha iniciativas que permitan la prolongación voluntaria de la edad de jubilación, la coexistencia de salario y pensión, el aumento de la empleabilidad de las personas mayores a través de la mejora de los servicios públicos de empleo e incluso la penalización de la salida anticipada de trabajadores mayores de la empresa antes de alcanzar la edad de jubilación.

A nivel empresarial, la Fundación Edad&Vida aboga, en palabras de su presidente, por “la puesta en marcha de un programa de gestión de la edad que tenga el apoyo decidido de la dirección, de los ejecutivos medios y la sensibilización positiva de la plantilla y los representantes sindicales”.