La Unión Democrática de Pensionistas, UDP, ha hecho público un informe sobre pensiones que concluye que la gran mayoría de las personas mayores, ocho de cada diez, considera que la principal opción para asegurar el mantenimiento de las pensiones debe ser aumentar los ingresos del sistema.

En el sondeo de opinión se preguntó a los mayores ¿Cuál de las opciones considera usted más adecuada para asegurar el mantenimiento de las pensiones?: Reducir el gasto en pensiones o aumentar los ingresos para poder pagarlos. Cerca del 80% de los encuestados (78,5%) optaron por aumentar los ingresos. Tan sólo el 9,5% se decantó por disminuir los gastos, y es reseñable el porcentaje de mayores que no tenía formada una opinión al respecto, 17,1%.

Preguntados sobre qué medidas se podrían tomar para reducir el gasto en pensiones, el 30,3% indicó que aumentando los años de cotización, el 17% optó por aumentar la edad de jubilación y el 24,6% no se manifestó al respecto.

También se les preguntó por las medidas para aumentar los ingresos, y aquí un tercio (33,1%) se manifestó a favor de aumentar las cotizaciones sociales, y otro tercio (31,1%), de subir los impuestos. Más de un 20% marcó la opción de no sabe no contesta.

Para el presidente Nacional de UDP, Satur Álvarez, “los resultados dejan claro que los mayores prefieren que se aumenten los ingresos antes que recortar el gasto en pensiones. Y es destacable el elevado porcentaje de personas que no tienen una opinión formada al respecto de cómo mejorar el sistema, en torno al 20%, lo que nos da a entender que se trata de un asunto complejo sobre el que es necesario informar más eficazmente”.

En cuanto a los topes de cotización, más de la mitad, 52,2%, considera que debe existir una jubilación máxima, pero que se debe cotizar en función de lo que se gana. De este modo, la mayoría de los jubilados estaría a favor de destopar las cotizaciones, pero no la cuantía de las pensiones máximas.

Por último, los mayores se encuentran divididos en cuanto a la medida de compatibilizar trabajo y pensión. El 48,6% está de acuerdo de acuerdo con que las personas que tengan derecho a una pensión de jubilación puedan cobrarla y puedan seguir realizando trabajos remunerados. Por contra, el 44,7% no está de acuerdo con esta propuesta.

“Existe incertidumbre sobre el futuro del sistema de pensiones, y debemos recordar que más del 70% de los mayores de este país tienen en su pensión su única fuente de ingresos. Desde las organizaciones de mayores venimos pidiendo a los responsables políticos la mayor transparencia en las negociaciones, y que nuestras opiniones sean escuchadas también en el pacto de Toledo”, concluye el presidente de UDP, Sartur Alvarez.