El Observatorio de la Plataforma del Voluntariado ha editado su último informe La Acción Voluntaria en 2016. El 38% de los españoles colaboramos de una u otra forma con las ong, y el 62%, no. Este trabajo muestra el nuevo perfil de las personas voluntarias en nuestro país, así como los ámbitos de la solidaridad en los que desarrollan su labor, el nivel de satisfacción con su tarea o el grado de dificultad para hacer voluntariado.

El nuevo informe se ha elaborado con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y muestra, un año más, la implicación de la ciudadanía con las ONG: el 9,3% de la población española hace voluntariado lo que supone que el  número de personas voluntarias mayores de 14 años sea de unos 3,7 millones.

Entre los datos a destacar está el que son las personas mayores de 65 años quienes más colaboran económicamente con las ong,  el 49,4% de los mayores de 65 años lo hacen.

Sin embargo, los mayores no son quienes más se comprometen en labores de voluntariado. En función de la edad la relación es inversa en el voluntariado: a mayor edad, menos voluntariado. El corte se produce a partir de los 45 años, cuando desciende el índice en relación a la media.

El mayor porcentaje de personas voluntarias sigue dándose en el tramo de 14-24 años que tiene un voluntariado superior a la media, lo que resulta un buen dato porque asegura el relevo generacional. En otro capítulo se profundizará sobre la incidencia del voluntariado más joven.

En cuanto al perfil es el de una mujer, menor de 24 años, con estudios universitarios, sin cargas familiares y un estatus económico alto. En cuanto a los ámbitos más demandados, destaca el voluntariado social en el que colabora más de la mitad del total (53,3%), le siguen a gran distancia el voluntariado socio-sanitario (13,6%) y el educativo (12,2%).

Del informe del Observatorio del Voluntariado también se desprende que las dos comunidades más comprometidas con la tarea solidaria son Galicia, seguida de Andalucía. Un dato que se confirma un año más es la vigencia de la frase “recibes más que lo que das” ya que el 81% de las personas que hacen voluntariado están muy satisfechas con la labor que realizan y con la entidad con la que colaboran.

En general, el voluntariado despierta mucha confianza entre la ciudadanía. El 73,5% de la población asegura que tiene “mucha o bastante confianza” y el porcentaje aumenta entre las personas más jóvenes, estudiantes y personas con un alto nivel de formación.

El nuevo informe del Observatorio de la Plataforma del Voluntariado analiza en un apartado especial el compromiso solidario de los chicos y chicas de entre 14 a 24 años y confirma que el perfil del voluntariado en España es joven por lo que el relevo generacional estará garantizado.

Por otra parte, la sensibilización sobre voluntariado de adolescentes y jóvenes se produce principalmente en el entorno educativo: 8 de cada 10 personas voluntarias de entre 14 y 24 años recibieron información en las aulas. Tras los centros educativos (52%), los principales agentes de sensibilización son la familia (22,5%), los medios de comunicación (19,7%) y las amistades (15,2%).