En el último informe Mayores UDP, la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España ha querido conocer la opinión de las personas mayores de 65 años sobre la crisis migratoria europea, agravada en las últimas semanas por la llegada de miles de refugiados procedentes de la guerra de Siria.

Preguntados si estarían dispuestos a ayudar a estos refugiados, seis de cada diez encuestados (63,4%) respondieron afirmativamente: el 56,5%, donaría comida; el 47,1% ropa u otros enseres; el 36,4% prestaría ayuda económica; el 27,4% ofrece su tiempo para acciones de apoyo; y un 8,9% les alojaría en su domicilio.

Opción esta ultima, elegida por hombres (9,4%), de entre 65 y 74 años (9,1%), con estudios secundarios (14%) y superiores (12%), con capacidad de gasto equilibrada (11,4%), y que vive en el entorno rural (9,9%) y pequeñas ciudades (9,3%). Mientras que la donación de dinero destaca significativamente entre quienes tienen una alta capacidad de gasto (52,1%) y que la dedicación de su tiempo como voluntarios destaca entre quienes tienen estudios universitarios (44,6%) con respecto a los porcentajes registrados entre el conjunto, 36,4% y 27,4% respectivamente.

Entre los que no prestarían su ayuda (36,6%), el principal motivo que alegan es la imposibilidad de hacerlo física o financiera (78%); mientras que el 16,6% no lo considera conveniente y el 8,2% afirma que la responsabilidad es de las Administraciones del Estado.

Entre los que no pueden, destacan especialmente los mayores de 75 años (84,1%), con estudios primarios (84%), con capacidad de gasto insuficiente (80%), y que viven principalmente en núcleos de población de menos de 10.000 habitantes (80%).  Los que mayoritariamente opinan que son las Administraciones las que deben prestar exclusivamente esa ayuda, son los que tienen entre 65 y 74 años (21,5%), con estudios universitarios (22,1%), alta capacidad de gasto (19,4%), y que vive en ciudades de más de 100.000 habitantes (10,6%).

En cuanto a las iniciativas llevadas a cabo para paliar la crisis de los refugiados, los encuestados aprueban en un 82,8% llevadas a cabo por ONGs; en un 77% las iniciativas solidarias de la población española; en un 70,2% las llevadas a cabo por los municipios y en un 69% por las Comunidades Autónomas. Alcanzando los porcentajes más bajos las acciones llevadas a cabo por el Gobierno de España (60,9%) y por la Unión Europea (59,8%).