La ONG británica Age International, que trabaja sensibilizando a la población del Reino Unido sobre las necesidades de las personas mayores en los países en desarrollo ha presentado en el Parlamento Británico el informe “Frente a los hechos: la verdad sobre el envejecimiento y el desarrollo”. La publicación reúne la opinión de expertos sobre las tendencias, los desafíos y las oportunidades que ofrece una población mundial envejecida. Entre los autores se incluyen Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud; Mary Robinson miembro del grupo independiente de líderes mundiales The Elders, y sir Brendan Gormley, ex presidente ejecutivo del Comité de Emergencia para Desastres.

Los temas tratados han sido: Desafiando preconceptos sobre el envejecimiento; Salud y asistencia en un mundo que envejece; El envejecimiento es algo más que las personas mayores y El envejecimiento global: la adopción de medidas.

En 2050, sólo en 35 años, habrá más personas mayores en todo el mundo (de 60 años y más) que niños menores de 16 años por primera vez en la historia. Hoy, casi dos tercios (62%) de los 868 millones de personas que hay en el mundo mayores de 60 años viven en países en desarrollo, alcanzando al 80% en 2050.

Que más personas estén viviendo más tiempo en los países en desarrollo es una buena noticia sin duda, pero esta nueva realidad también trae nuevos retos. Un nuevo análisis realizado por Age Internacional considera que las enfermedades comúnmente asociadas con el envejecimiento (cardiopatía isquémica, accidente cerebrovascular y EPOC) constituyen tres de las cuatro primeras causas de muerte en los países de bajos y medianos ingresos. El aumento de la prevalencia de las enfermedades no transmisibles muestra la necesidad de invertir en los tipos de servicios y programas que la gente necesita en el futuro.

El envejecimiento de la población afectará a todo, desde las economías y los mercados de trabajo a la atención sanitaria y social. Age International, ha pedido al Gobierno del Reino Unido que las personas mayores se tengan plenamente en cuenta en las negociaciones de los Objetivos de Desarrollo Sostenible post-2015 de la ONU y también, para garantizar que el programa de desarrollo del Gobierno del Reino Unido apoya a las personas de todas las edades.

Chris Roles, director de Age International, dijo: “Nuestro análisis pone de relieve cómo el envejecimiento de la población afecta a todos los aspectos del desarrollo, pero no se le está dando la importancia que merece. Necesitamos políticas que se consideren aptas para el mundo que nos rodea y el futuro que tenemos por delante, no las basadas en anticuados puntos de vista de aquellos que viven en los países en desarrollo. “Por ejemplo, nuestra experiencia nos dice que las personas mayores son, demasiado a menudo, invisibles en las situaciones de emergencia humanitaria, así como en los programas de desarrollo a largo plazo. Ignorar el envejecimiento de la población ya no es una opción”.

A este respecto Mary Robinson de The Elders destacó que: “Actualmente, el mundo tiene más gente de edad avanzada que nunca, sin embargo, muchas personas mayores todavía se enfrentan a los prejuicios y la discriminación. “Afrontar la realidad” es una bienvenida y un paso muy necesario hacia un mayor reconocimiento de los derechos, la dignidad y el valor de las personas mayores en todo el mundo”.

La representante de la OMS Margaret Chan, por su parte señaló que: “El envejecimiento global está transformando las necesidades de salud de la población mundial pero los gobiernos, los profesionales del desarrollo y de la salud han tardado en reaccionar. El aumento del número de personas mayores es uno de los éxitos del desarrollo internacional y cómo respondemos a esta realidad será una de las claves de la prosperidad en el futuro”.

Se prevé que las enfermedades no transmisibles, como la hipertensión, la diabetes y la demencia, estén más generalizadas y afecten a un número creciente de personas, sin embargo, Age International advierte de que los sistemas sanitarios de todo el mundo están insuficientemente preparados para esta situación.

También hay un aumento en el número de «mayores de edad muy avanzada» en todo el mundo. Actualmente hay unos 66 millones de personas de 80 años o más que viven en países en desarrollo. Está previsto que esta cifra aumente a alrededor de 121 millones de personas en 2030, un incremento del 82% en tan sólo 15 años.

Las personas mayores tienen una vida útil con habilidades y experiencia, y la mayoría siguen contribuyendo a la economía local a través de un empleo, remunerado o no. Muchos también tienen un papel muy valioso cuidando o educando niños. Por ejemplo, hasta el 60% de los niños huérfanos a causa del SIDA en Zimbabwe y Namibia son criados por sus abuelos. “Frente a los hechos” llama la atención sobre la amplia gama de beneficios sociales y económicos que las personas mayores aportan a sus comunidades y desafía los estereotipos negativos del envejecimiento.