El presidente Nacional de UDP, Luis Martín Pindado, ha participado hoy en el I Congreso de Servicios Sociales organizado por el Imserso y que se está desarrollando del 29 de septiembre al 2 de octubre en Vitoria. Durante su exposición, Martín Pindado ha manifestado que ” los logros alcanzados en materia de pensiones, sanidad y atención sociosanitaria están en cuestión, y nos enfrentamos al colosal reto de mantener y mejorar estos instrumentos, que hacían de España uno de los países del mundo donde mejor se podía envejecer”. Para Pindado, “parece ser que los números van por delante de las políticas, porque hace tan solo dos años entró en vigor una reforma del sistema de pensiones que entonces nos parecía muy dura, pero que va camino de convertirse pronto en agua de borrajas”.

El presidente de Unión Democrática de Pensionistas, UDP, declaró que “ante la presión que sufre la Sanidad y que amenaza con romper las costuras del sistema, nos preocupa que los mayores tengan más dificultad para acceder a protocolos diagnósticos o terapéuticos abiertos a otras edades: pruebas para determinados cánceres, o enfermedades de alta prevalencia (diabetes, hipertensión, revisiones de boca, vista u oído, etcétera.) Y también nos preocupa que nos resulte más difícil acceder a determinados medicamentos o a tecnología punta por medidas discriminatorias establecidas en base a la edad (visados farmacéuticos, listas de espera quirúrgicas o para determinadas exploraciones, etcétera)”.

Martín Pindado concluyó su intervención declarando que “sería muy triste ver cómo van adelgazando y dejando fuera de su protección a los más vulnerables, a aquellos que más los necesitan. La sostenibilidad, suficiencia y solidaridad de nuestros sistemas de protección social no son cuestión de dinero, son cuestión de definir qué país queremos construir para nosotros y para nuestros hijos y nietos”.