La Fundación Empresa y Sociedad ha presentado el informe Palancas de motivación por generaciones. ¿Qué nos motiva en la vida y en el trabajo a cada edad, basado en una encuesta que recoge la opinión de 1.245 personas del Foro Empresa y Sociedad.

Según el informe, los enfoques tradicionales y todavía muchos estudios recientes sobre motivación, atracción y retención del talento en el trabajo acentúan la importancia de los incentivos económicos, la carrera profesional o la seguridad en el empleo como factores motivadores. Las teorías contemporáneas cambian el paradigma y se centran en que la motivación no depende tanto de factores externos como de internos a cada uno, en los que la empresa solo puede incidir creando contextos que permitan el desarrollo personal…. Estamos más motivados para trabajar cuando lo hacemos en entornos que favorezcan nuestra autonomía, aprendizaje y autorrealización personal.

La motivación crece linealmente con la edad en el ámbito laboral y, con la excepción de un pequeño bache en la prejubilación (56 a 65 años), también en lo personal; la mayor motivación se produce en quienes tienen más de 65 años. Las principales motivaciones personales, son dedicar tiempo a la familia, muy destacada en primera posición, y conseguir un desarrollo como persona; mientras que las principales motivaciones en el trabajo son, por este orden, trabajar en equipo en un entorno colaborativo, innovar aportando soluciones creativas y contribuir al bien común desde la empresa. Las motivaciones tradicionales, como las relacionadas con los incentivos económicos, no aparecen en las primeras posiciones.

Las nuevas generaciones que llegan a las empresas son nativos digitales hiperconectados, nómadas laborales, colaborativos y solidarios. Solo se vuelcan en el trabajo si favorece su crecimiento personal. Dentro de diez años, los que hoy tienen menos de 30 años, representarán el 75% de las plantillas. Entonces habrán reemplazado por completo al hoy mayoritario ejército de babyboomers, trabajadores incansables, competitivos, idealistas, buscadores de una vida saludable y estancados en su carrera profesional. Con los millenials parece que llega la era de la motivación emocional, indirecta e inteligente, un planteamiento que finalmente resulta que es válido para todas las edades.