La cátedra pretende convertirse en referencia para promover el uso de la perspectiva intergeneracional en el ámbito sociosanitario y socioeducativo con el fin de lograr mayores niveles de bienestar y felicidad en la población.

 13 de cada 100 personas de 65 años o más no tiene relación ninguna con sus familiares más jóvenes con los que no convive y el 62% no se relaciona con personas menores de 35 años que no sean familiares, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas CIS de 2018. Asimismo, solo un 35% de los jóvenes de 18 a 24 años se relacionan con personas mayores que no sean de su familia. Tal y como apunta Eurostat, las personas mayores de 75 años son el grupo de edad que, con diferencia, menos contacto tienen con amigos y tan solo el 14% lo hace a diario. También conforma el colectivo que menos contacto diario mantiene con sus familiares (solo el 34%).

Según el Instituto Nacional de Estadística INE, en 2017 cerca de 2 millones de personas de 65 años o más vivían solas, es decir, un 22% del total de personas mayores, en su mayoría mujeres. Es más, en España el 20% de los mayores de 70 años dice haberse sentido solo en el último año.

En este contexto, las investigaciones más recientes concluyen que el aislamiento social predice la mortalidad de las personas de modo similar al tabaco, la obesidad, la presión arterial o el colesterol. Además, las personas con falta de conexiones sociales corren el riesgo de muerte prematura.

En este sentido, Macrosad, cooperativa andaluza de educación, cuidados y atención a personas que cuenta con escuelas infantiles, centros de atención infantil temprana y centros para mayores y de ayuda a domicilio situados por Andalucía y  la Universidad de Granada (UGR), han presentado la Cátedra Macrosad de Estudios Intergeneracionales.

Una cátedra pionera en España sobre Intergeneracionalidad y que nace como una fórmula inédita en España, ya que es una alianza estratégica en pro de la conexión entre las capacidades de la empresa y los conocimientos de la universidad formando un ambicioso programa de iniciativas que, además, tendrá su reflejo en el primer Centro Intergeneracional de referencia en España, situado en Albolote (Granada), que comenzará su actividad el próximo mes de septiembre y que será excelencia en su modelo de intervención.

Se trata de un centro pionero creado por Macrosad que contará con niños y niñas de 0 a 3 años de edad y personas mayores dependientes, así como unas instalaciones diseñadas para servir como espacio intergeneracional cuyo objetivo es aunar la intervención educativa con la social para ayudar a construir comunidades más cohesionadas e inclusivas. La nueva cátedra tendrá el papel de reforzar esta finalidad otorgando rigor científico al nuevo centro granadino.

Al acto de presentación han asistido María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía; Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada; Mariano Sánchez, director de la cátedra y profesor de la UGR; y Andrés Rodríguez, director general de Macrosad, que ha destacado que “podemos estar ante el origen de un polo de desarrollo y transferencia, un espacio de referencia del campo intergeneracional en España y Andalucía cuyo objetivo es impulsar el uso de la perspectiva intergeneracional en los servicios sociosanitarios y socioeducativos de cara a proporcionar mayores niveles de felicidad al conjunto de la población”.

De izquierda a derecha: Andrés Rodríguez, director general de Macrosad; Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada; María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía; y Mariano Sánchez, director de la cátedra y profesor de la Universidad de Granada, durante la presentación de la cátedra.

Ambas entidades insisten en la importancia de trabajar programas intergeneracionales de calidad para fomentar la inclusión y aprovechar los recursos de las distintas generaciones en beneficio mutuo y de quienes las rodean para promover un entendimiento y respeto entre generaciones. De este modo también se contribuye a la creación de comunidades más cohesionadas y activas, así como a la promoción de la igualdad o la regeneración de espacios públicos.

Temática en el ámbito académico inexistente hasta la fecha

Esta nueva cátedra ha abierto en la universidad española un espacio específico encuadrado en la temática intergeneracional que no tenía precedente. Y es que se nutre de la trayectoria de la UGR de más de dos décadas desarrollando estudios en esta materia y del compromiso de Macrosad, reflejado en su Plan Estratégico, para introducir la intergeneracionalidad como valor transversal. Además, con esta nueva cátedra, la cooperativa pretende prestar servicio y colaborar con organizaciones sociosanitarias y socioeducativas que estén interesadas en aplicar este concepto para alcanzar sus objetivos.