“Hasta 1990 éramos considerados como enfermos mentales”

En un nuevo capítulo de ‘Sin su permiso’, Paca Tricio habla con Federico Armenteros, presidente de la Fundación 26 de Diciembre, una entidad cuya misión es luchar por la construcción de espacios físicos y sociales especializados en los mayores LGTB.

“Ya sabes que es un tema que me interesa mucho”, comienza Paca. Una conversación entre ambos en la que recuerdan cómo era la situación de las personas LGTBI hace unos años en contraposición con la actualidad. “Cuando yo era joven e iba al pueblo, pasabas todo el verano con los tíos, con los abuelos…yo veía a mujeres que venían agarradas de la mano, se miraban con cariño…y jamás se me ocurrió, ni a mi entorno tampoco de gente joven, pensar que tenían una orientación sexual” recuerda Paca Tricio. “Ni siquiera hablamos de lesbianas”.
Federico también cuenta cómo el cine de la época reflejaba a las personas LGTB de una forma estereotipada y peyorativa:”Si nos vemos las películas de esas épocas, siempre era el maricón, el marica, el peluquero, el simpático, y que siempre moría. Siempre estaba solo. Era un transmitir que si eres eso, ese es tu futuro”.
Como bien recuerda Federico la homofobia de aquellos años era en ambos sentidos:”Nos metían una homofobia social, tanto a los heteros, como a nosotros, el ser una persona distinta a lo heterosexual, a lo que se te determinaba en esta sociedad era malo”. Federico también explica la realidad que sufren muchas personas LGTB de más edad que tras años de represión, hoy en día, al envejecer se vuelven a sentir aisladas, en soledad y sin ayudas. “Están encerrados porque a los servicios sociales tampoco van porque tienen miedo todavía.”

 

Sin duda, envejecer sigue siendo un desafío para todos y todas, pero todavía sigue siendo un desafío mayor para el colectivo LGBTI. En la actualidad, en muchas ocasiones no sólo se ven discriminados por la edad, sino que es un colectivo que sufre una doble discriminación: por edad y género. Son muchas las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, que por ser mayores,  por envejecer, han vuelto a perder injustamente el derecho a vivir su identidad y su sexualidad con dignidad.

Si os habéis quedado con ganas de saber más y queréis escuchar más testimonios y vivencias, os invitamos al encuentro ¡Mayores y Diversas! el próximo 10 de abril a las 18:00 horas en el Centro Dotacional Integrado Arganzuela, en Madrid (Calle de Palos de la Frontera, 40).

Un encuentro para reflexionar y compartir experiencias e historias personales y dar voz a esa generación de mayores, que sufrieron la persecución sistemática de la dictadura, a través de la ley de vagos y maleantes y la de peligrosidad social,  leyes que no reconocía su orientación y se les excluía de los ámbitos social, educativo o el laboral.

La asistencia es gratuita. Puedes inscribirte en este formulario.

MayoresUDP lo formamos mayores, pensionistas y jubilados tan diferentes entre nosotros y nosotras, como la sociedad en la que vivimos. Es importante y necesario reflejar esa diversidad también en el colectivo de mayores y visibilizar las diferentes realidades de las personas mayores, para combatir los estereotipos, edadismos y roles establecidos a los que nos tenemos que enfrentar día tras día.