El próximo domingo 26 de julio, unos 150 abuelos acudirán como invitados a la celebración del Día de los Abuelos en Madrid. La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la Alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, el Obispo Emérito de Segovia, el Secretario General de UGT, Cándido Méndez, el Padre Ángel, Irma Soriano y Ángela Carrasco, entre otras personalidades, acompañarán a los mayores en este homenaje.

Desde hace 16 años Mensajeros de la Paz promueve la celebración del Día de los abuelos  cada 26 de julio coincidiendo con la festividad de San Joaquín y Santa Ana; padres de la Virgen, y por tanto, abuelos del Niño Jesús. El objetivo principal de esta iniciativa es que toda la sociedad rinda un merecido homenaje a esos hombres y mujeres que tanto nos han dado, sensibilizar respecto a la figura de los abuelos para que se les valore y que reciban el cariño y el respeto de su entorno, a la vez que hacer una llamada de atención sobre las necesidades y carencias de la población mayor.

En este 2015 la fiesta del Día de los Abuelos se celebrará el domingo 26  de julio en Madrid. Los actos comenzarán a las 13:00 de la mañana, en la Iglesia de San Antón  con una Misa por todos los abuelos de España, presidida por Obispo Emérito de Segovia, Don Luis Gutiérrez Martín y concelebrada por el Padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz, y por varios sacerdotes que también son abuelos. Al finalizar la Misa se leerá la bendición Apostólica enviada por el Papa Francisco, especialmente para esta celebración.

Decálogo del “abuelo canguro”

La SEGG recomienda a los abuelos que, a la hora de asumir la tarea de cuidar a sus nietos, tengan en cuenta el siguiente decálogo:

  1. Haz lo que puedas y no te sobrecargues de labores.Cuidar de los nietos debe ser una actividad placentera, nunca una carga o una labor que nos supere.
  2. Aprende a decir “No”. Ante tareas en las que no te veas capaz, o si tienes otros planes o compromisos, no tengas miedo de decir a tus hijos que “hoy no podrás cuidar de tu nieto”.
  3. No descuides tu salud.Conoce dónde están tus límites y no te olvides de tus revisiones médicas.
  4. Establece una buena comunicación.Ante cualquier problema o si la situación se te va de las manos, háblalo con tu hijo/a. Lo mejor será establecer unas reglas básicas y que siempre haya una comunicación fluida entre ambos.
  5. Resérvate tu propio espacio y tiempo. Sigue practicando las actividades que tanto te gustan y disfruta de tus ratos de ocio.
  6. Mantente en buena forma física. Haz ejercicio, sigue una dieta adecuada y estimula tu mente.
  7. No te sientas culpable si no eres capaz de realizar las tareas como las antes.Debes pensar que ya no tienes ni la agilidad, ni los años que cuando tu tenías hijos y es lógico que las cosas no te salgan igual de bien o incluso que no puedas desempeñar alguna tarea, no te culpes por ello. 
  8. Intenta realizar actividades con tu nieto que se adecuen a ti y que os reconforten a los dos. Debes pensar también en ti a la hora de planificar actividades, por ejemplo, llevar a tu nieto a un parque de atracciones puede ser demasiado inadecuado y estresante para ti, pero en cambio un paseo por el parque o unos juegos de mesa pueden resultar estupendos para pasar una tarde.
  9. Pon límites. Estar con el abuelo no significa que el nieto “haga lo que le dé la gana”. Establece una serie de normas que tu nieto debe cumplir cuando esté contigo.
  10. Disfruta de tu nieto y de los momentos compartidos con él.Intenta ver el lado positivo de las cosas y saca partido a las experiencias vividas junto a tu nieto.