Inicio > Jubilación activa > “Toda experiencia vital que nos aportan las personas más mayores es enriquecedora porque al final, la sabiduría es el conjunto del conocimiento y la experiencia”

“Toda experiencia vital que nos aportan las personas más mayores es enriquecedora porque al final, la sabiduría es el conjunto del conocimiento y la experiencia”

El Día Internacional de las Personas de Mayores, está dedicado a concienciar contra la discriminación de las personas mayores, llamando la atención sobre los estereotipos negativos y las ideas falsas acerca del envejecimiento y desafiando esos estereotipos e ideas. En España las personas de 65 y más años representan casi el 20%de la población (más de 8 millones de personas).

Nos hemos citado con la artista y psicóloga, Mónica Aranegui, en una de las aulas del Centro Universitario de Artes TAI, donde dirige el área de Bellas Artes, para hablar entre caballetes, lienzos y pinturas, sobre por qué el arte y la creatividad son instrumentos positivos, para cambiar el concepto que muchas personas tienen sobre las Personas Mayores.

¿Es la edad una desventaja para ser creativo? ¿El arte tiene edad?

Al comenzar la entrevista, lo primero que le planteamos a Mónica Arenegui es esa tendencia, cada vez más marcada en nuestra sociedad, a venerar lo nuevo (la juventud, lo inmediato, la impulsividad). Una tendencia extendida, en la que se piensa que cuando llegamos a determinada edad, no servimos, no debemos o no podemos hacer determinadas cosas.

Es algo que Mónica plantea a sus alumnos en de la Escuela de Artes TAI,  “la creatividad que trabajan en las aulas, es fundamental ya que es algo que van a utilizar durante toda su vida, lo van a ir desarrollando siempre, aportando un cajita de herramientas que les servirá de por vida”.

Y es que, para Mónica, si algo bueno tiene la creatividad es que se puede trabajar y desarrollar a cualquier edad. “El arte se nutre de una parte fundamental de las personas que lo desarrollan, de sus experiencias adquiridas a lo largo de los años”, como nos explica Mónica. “Toda experiencia vital que nos aportan las personas más mayores es enriquecedora porque al final, la sabiduría es el conjunto del conocimiento y la experiencia”, para ella, las Personas Mayores “tienen toda una vida de conocimiento y experiencias, son los verdaderos sabios”.

La creatividad al servicio del envejecimiento activo

Mónica nos plantea que trabajar con la creatividad a través del arte, supone mantener la mente activa, porque “en todo proceso creativo hay que tomar decisiones constantemente”. Todo lo que trabajamos a través de él, se puede llevar a otras áreas de nuestras vidas, y en definitiva, como bien señala Mónica, lo que te alarga la vida es estar trabajando la mente y la emoción. “El arte, procura los instrumentos necesarios para activar ambas”.

Algo que Mónica tiene claro es que las personas somos cuerpo, mente y emoción y “mantener en equilibrio estos tres factores hace que las personas desarrollemos todas nuestras capacidades”. Nos plantea que pensemos en la danza, donde “al bailar introducimos el cuerpo, lo que percute no sólo en el bienestar físico, sino que también repercute positivamente en la parte emocional y mental de las personas”. “Todo es como si fuera un engranaje que funciona a la vez, por lo que hay que ir dedicando tiempo a esas tres partes”.

Cuenta Mónica que una de las cosas que nos permite el arte es trabajar el recuerdo. “El arte nos conecta directamente con los sentidos, y los sentidos nos conectan directamente con el recuerdo”. Por ejemplo, en una obra artística en el que se trabaja con una persona mayor con el objetivo de recuperar esos olores de su infancia, recordar ciertos lugares, a ciertas personas… todo eso, como explica Mónica, “te conecta con algo muy importante, porque estamos hablando siempre de qué es lo que puede aportar el arte a las personas mayores, pero ¿qué es lo que nos pueden aportar ellos a nosotros”?

Además también señala la importancia de tratar a las personas de manera individual, teniendo en cuenta su nivel físico y emocional. “Tenemos una tendencia siempre a homogeneizar y ver lo que viene bien a un grupo, pero es necesario trabajar de forma individual porque a una persona le puede beneficiar una disciplina artística como la danza, a otros quizá algo más orientado a la pintura o a la música. Hay que valorarlo todo, y recalca que “sobre todo hay que contar con las inquietudes de esa persona”.

El arte como instrumento para combatir la soledad

En España hay cerca de dos millones de personas de 65 o más años que viven solas. De ellas, casi el 80% son mujeres. Muchas de estas personas son mujeres viudas de edad avanzada que han perdido sus vínculos sociales y viven una soledad no deseada. Para la Organización Mundial de la Salud, la soledad no deseada en uno de los mayores riesgos para el deterioro de la salud, y un factor determinante que favorece la entrada de estas personas en situaciones de dependencia.

En este sentido, para Mónica, “la creatividad y el arte son instrumentos útiles para hacer frente a la soledad, a la que en muchas ocasiones se ven asolados las Personas mayores”. No son solo instrumentos positivos para el envejecimiento activo, del que se benefician las personas desarrollando sus capacidades cognitivas, frenando el deterioro y adquiriendo competencias que les sirvan para otras áreas de su vida, sino que, como bien explica Mónica, “el arte es fundamental por su parte social, ya que conecta a las personas más vulnerables con el exterior, con sus semejantes, con la sociedad” ayudando de esa manera, a romper con la soledad y permitir oportunidades de socialización.

Los estereotipos de las personas mayores en los medios de comunicación

El edadismo o la discriminación por (razón de) edad,​ es la estereotipificación y discriminación contra personas o colectivos por motivo de edad. Engloba una serie de creencias, normas y valores que justifican la discriminación de las personas según su edad y es una de las tres grandes formas de discriminación de nuestra sociedad, por detrás del racismo y el sexismo. La discriminación que viven las personas por tener una edad avanzada, en muchas ocasiones, ha sido silenciada, y con la invisibilidad social, se produce un favorecimiento de la vulnerabilidad de las personas mayores. Una discriminación que incide, con mayor fuerza, en las mujeres por el machismo y cuyos efectos son potenciados por ser las que tienen una mayor esperanza de vida.

De esa manera y para entender un poco más cómo afectan los estereotipos que la sociedad tiene sobre las Personas Mayores, conversamos sobre la imagen ofrecida por los medios de comunicación.

Recordamos con ella, para mostrar un ejemplo actual de esa imagen, un reciente artículo publicado en un medio de comunicación nacional, en el que se hablaba de Carmen Herrera, Sheila Hicks, y Yayoi Kusama,  mujeres artistas de más de 70 años y cuyo titular era: “La hora de las abuelas del arte”. Un enunciado que, aunque con intenciones cariñosas, choca frontalmente con una concepción de la persona mayor adulta y con capacidad de autodeterminación y que apoya, una vez más, los estereotipos en la vejez.

Mónica lamenta que no se enfocara el titular a ensalzar la figura de esas mujeres artistas que siguen ejerciendo su carrera como artistas, a ensalzar su sabiduría y aportación a la sociedad, y en cambio se remarque la idea de “las abuelas”. En este sentido, recalca  la necesidad que existe todavía de romper muchos de los patrones mentales que tenemos en la sociedad con respecto a la mujeres más mayores. En su opinión, la mujer sigue teniendo un papel “más en la sombra con respecto al hombre”, algo que ha ocurrido durante toda la historia del arte y que sigue sucediendo en la actualidad, “más agravado en las mujeres mayores, las cuales arrastran todos los mitos y patrones establecidos con el añadido de su edad”.

Para esta artista y psicóloga, la visión  general que nos plantean los medios de comunicación y la publicidad, es que una vez que alcanzas la etapa de jubilación, “es como que te dediques al ocio, a disfrutar de la vida, una manera de enfocar este cambio en tu vida como si no pudieras seguir siento útil a la sociedad o seguir siendo productivo”.

Sonríe. Ella también espera poder disfrutar, por supuesto, de ese tiempo libre que ofrece la jubilación, del sol y de los viajes, pero ve como un problema que no se fomente más la visión de que “las personas mayores siguen siendo útiles y productivas en nuestra sociedad” y más, recalca, cuando “las personas disfrutamos cada vez más de una mayor esperanza de vida”.

“Tenemos una visión y es lo que vendemos, pero no nos paramos a preguntar a las personas que llegan a esa edad”. En este sentido, Mónica vuelve a subrayar la necesidad de contar con las personas, de tener en cuenta sus necesidades, sus inquietudes y sus aspiraciones, en definitiva, lo que quieren para ellos. Y plantea una pregunta al lector o lectora de esta entrevista: ¿Tú qué necesitas?

#CreatividadSinEdad

4 comentarios

  1. ¡Que bella persona y que hermosa mujer!
    Da gusto leer blogs y ver videos como este.
    El día en que uno deja de aprender, está haciendo antesala de la muerte, como decía Antonio Muñoz Molina en una de sus novelas semi-autobiográficas.
    La edad no es óbice para seguir activo. Solo lo es la desesperanza.

  2. Jesús Ferreira Olmeda

    Quiero hacherme socio que tengo que hacer

  3. Jesús Ferreira Olmeda

    Quiero hacerme socio que tengo que hacer muchas gracias

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*