Según ha publicado Hosteltur, usuarios del Imserso y agencias de viajes se están quejando en lo que va de enero por esos viajes subvencionados. El motivo es que, según manifiestan Mundiplan está cancelando viajes a Canarias porque se dan casos en que los hoteles contratados, pero no pagados todavía, han acabado vendiendo las plazas a otros turoperadores.

El operativo de Mundiplan de los viajes del Imserso a Canarias comenzó el 15 de enero, a fecha de hoy ya hay unos 2.000 usuarios disfrutando de sus vacaciones en Baleares y Canarias, y la UTE que lidera Iberia reconoce que en estos días las incidencias en los viajes a Canarias afectan a unos 300 clientes.

Mundiplan está ofreciendo tres alternativas: la cancelación del viaje con devolución del dinero, cambio de fechas manteniendo el destino, o cambiar el viaje de Canarias a Baleares. La comunicación de las cancelaciones a los clientes se produce un par de semanas antes de la salida del viaje, pero a veces con tan solo unas 24 ó 72 horas de antelación.

El motivo, según reconocen en Mundiplan, tiene un origen doble. El primero, el retraso en la adjudicación de los lotes, tras las impugnaciones de Mundosenior y la propia Mundiplan (cabe recordar que Mundosenior finalmente se quedó con la gestión de los viajes a las costas peninsulares e interior, y Mundiplan con los de las islas) que ha dejado a la UTE que lidera Iberia con poco margen de tiempo para lanzar la programación.

El segundo motivo, y más definitivo, es que Mundiplan contrató plazas de hotel en Canarias, pendientes de pago hasta más adelante, pero los hoteleros, ante el retraso en el pago por haberse dilatado el concurso en el tiempo, no aguantaron la incertidumbre y vendieron -a mejor precio- parte de esas plazas a otros turoperadores, principalmente europeos, cuya demanda a Canarias ha crecido ante los acontecimientos en otros destinos, como Turquía.

De modo que actualmente Canarias está a tope de ocupación, y esperando el pico que se producirá a primeros de febrero por el carnaval. Mundiplan espera que la normalidad llegue después de carnavales.