El gasto en pensiones crece al ritmo más bajo de su historia. En septiembre al 2,97% sobre el mismo mes del año anterior, según el Ministerio de Empleo. Con septiembre, ya son siete los meses consecutivos en los que el crecimiento interanual del gasto en pensiones se mantiene por debajo del 3%. En cambio, la nómina total, 8.292 millones, es también la más alta que contiene la estadística.

La mayor parte de los 8.293 millones de euros destinados a pagar la nómina de las pensiones en septiembre fue a parar a las pensiones de jubilación, con 5.796 millones de euros (+3,6%), seguido de las pensiones de viudedad, a las que se dedicaron 1.486 millones de euros (+1,2%).

El freno al incremento del gasto tiene varias explicaciones, todas relacionadas con las reformas habidas en los últimos años. Uno de ellos es el cambio en la actualización anual, que ha determinado que en 2014 y 2015 el incremento apenas haya sido del 0,25% .

El retraso paulatino de la edad legal de jubilación, que hace que este año se sitúe en los 65 años y tres meses, y el endurecimiento de la jubilación anticipada son otros factores que influyen en el descenso del crecimiento del gasto.

La pensión media en septiembre se situó en 889 euros. Entre enero y agosto la pensión media de jubilación ha ascendido a 1.045,56 euros mensuales. En cambio, en el mismo periodo, la de quienes causaban baja, mayoritariamente los fallecidos, era de 802,23. Esto explica que la prestación media crezca por sí misma.

El otro elemento que provoca el incremento del gasto agregado es el envejecimiento de la población, que hace que cada vez haya un número mayor de pensionistas y pensiones. En septiembre la Seguridad Social pagó 9,3 millones de prestaciones.

Por comunidades autónomas, la pensión media más alta se paga en el País Vasco, 1.101 euros, seguido de Madrid y Asturias, con 1.052 y 1.051 euros, respectivamente. Las más bajas, por su parte, se dan en Extremadura (744 euros), Galicia (750) y Murcia (783).