Según publica hoy el diario El Mundo, el Gobierno extremeño ha dado el visto bueno a un decreto en virtud del cual se establece una paga anual de 300 euros para todas las mujeres mayores de 75 años.

Se trata, según explican desde el Ejecutivo de José Antonio Monago. de un reconocimiento a las mujeres que padecieron las secuelas de la Guerra Civil y a las que se debe una “compensación histórica por sus sacrificios”.

“Ellas fueron una generación de mujeres que nacieron, crecieron y superaron la guerra y la postguerra. Una época en la que todas las puertas para las mujeres estaban por abrir, sobre todo, en una Extremadura rural en la que no se reconocía su trabajo. Ésta es mucho más que una medida simbólica. Ésta es una cuestión de dignidad, de justicia y de memoria histórica”, afirmó Monago el pasado 7 de septiembre en el discurso de la festividad de Extremadura. Siete meses después, la consejera de Empleo, María Ángeles Muñoz, ha anunciado esta mañana la inminente aprobación del decreto.

En total la medida afectará a 35.000 mujeres y supondrá un gasto anual de aproximadamente 10 millones de euros, según el decreto que se aprobará el próximo martes, 21 de abril, en el Consejo de Gobierno, y dos días después se abrirá el plazo para solicitar la paga, que estará abierto durante un mes.

Para ser beneficiaria de la ayuda, será necesario haber nacido antes del 1 de enero de 1941 y estar empadronada y residir en cualquier municipio extremeño. Además, no se deberán haber superado en el año 2013 los 7.455 euros anuales de ingresos si se hizo declaración de individual de IRPF o los 10.904,60 si la hicieron de forma conjunta.

En este sentido, el ejecutivo extremeño pondrá en marcha para conseguir la ayuda “un procedimiento ágil y sencillo, diseñado para evitar que estas mujeres tengan que realizar un rosario de visitas” por la administración, destacó la consejera.

Muñoz ha justificado el retraso en sacar la convocatoria, a un mes de las próximas elecciones, en la necesidad de sacar un procedimiento riguroso y ágil que garantice los derechos de la Administración regional y de los ciudadanos.

La consejera de Empleo explicó que estas mujeres “vivieron la guerra y la postguerra, que trabajaron la mayoría de ellas durante toda una vida sin poder cotizar por vivir en una España que no era la actual”. Además, añadió que “el presidente Monago impulsa esta medida histórica en toda España reconociéndoles por primera vez todos sus sacrificios, que vivieron en una sociedad en la que la ley consagraba la discapacidad jurídica de la mujer.