Los audífonos para el oído, a diferencia de los simples amplificadores de sonido o falsos audífonos, tienen la gran ventaja de adaptarse a cada persona y a su grado de pérdida auditiva. Por ello, antes de comprar audífonos digitales que nos ayuden a recuperar la audición, es necesaria una fase de reconocimiento del paciente y de sus necesidades.

Estos pasos previos resultan especialmente sencillos si se realizan en cualquiera de los 35 centros auditivos que Audifón tiene repartidos por toda España, donde dispone de las técnicas más avanzadas para llevarlos a cabo y de un equipo de profesionales altamente cualificados y volcados en la salud auditiva de sus pacientes.

En Audifón tienen muy claro que cada cliente es distinto, y por eso dedican sus esfuerzos a atender a cada persona de forma personalizada y a darles un trato específico para encontrar la solución más adecuada a su déficit de audición, sea del grado que sea. Para lograrlo, sus audioprotesistas acompañan a los pacientes en el proceso de diagnóstico de la pérdida auditiva, les ayudan a elegir el audífono más adecuado para ellos y lo adaptan para que vuelvan a oír bien.

Y es que, como decimos, adaptar audífonos de calidad sólo es posible si previamente se ha realizado el diagnóstico adecuado, un proceso en el que la empresa Audifón tiene décadas de experiencia y para el que actualmente cuenta con las técnicas más modernas del mercado.

Gracias a los equipos de diagnóstico más avanzados, sus audioprotesistas comprueban el estado de audición del paciente en unos minutos, cómodamente y sin dolor. Para ello, sus gabinetes, siempre en continua renovación, disponen de las salas de audiometría más avanzadas de España, espacios que nada tienen que ver con las claustrofóbicas cabinas audiométricas del pasado y que funcionan con un sistema de insonorización totalmente pionero en nuestro país.

Así, tras el diagnóstico de la pérdida auditiva, llega el momento de decidir cuál es el mejor audífono para el paciente, procurando siempre que sea el dispositivo más adecuado para su forma de vida, que tenga el menor impacto posible en sus hábitos diarios y que sea un compañero cómodo y discreto en cualquier circunstancia.

Una vez elegido el audífono, llega el momento de adaptarlo correctamente a cada canal auditivo, para lo que, de nuevo, las mejores tecnologías se ponen al servicio del paciente en los gabinetes Audifón. Gracias a ellas, el dispositivo se configura específicamente según las características de la pérdida y del oído de la persona, consiguiendo la máxima eficacia y que esta pueda acostumbrarse cuanto antes a utilizarlo.

Audifón ofrece todos estos servicios de forma gratuita y exclusiva a quienes acuden a sus gabinetes para mejorar su salud auditiva. Si este es tu caso y ya te has decidido a volver a oír gracias al uso de los mejores audífonos del mercado, visita ya sus gabinetes, consulta con sus profesionales y confía en sus manos expertas para volver a oír bien.