En Álava, Gupúzcoa y Vizcaya se cobran las pensiones contributivas medias más altas de España, y también son las provincias en los que más se han revalorizado estas cuantías en el año 2015, mientras que los jubilados de Orense y Lugo son los que perciben las nóminas más bajas y las que han crecido en menor cuantía.

Así se pone de manifiesto en el cuadro que el Gobierno ha remitido al diputado socialista Félix Lavilla en respuesta a su petición de información detallada sobre las pensiones medias de cada provincia de España y la revalorización experimentada en los últimos ejercicios.

La información aportada por el Ejecutivo, se basa en los datos de pensiones medias mensuales en junio de este año, cuando la media nacional se situó en los 886,46 euros por jubilado.

Catorce provincias por encima de la media
Así, hasta 14 de las 52 provincias españolas (incluyendo en el cómputo a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) se sitúan por encima de esa cuantía media, con las tres provincias vascas encabezando el listado.

Concretamente, las pensiones medias mensuales más altas se cobran en Alava, con 1.116,25 euros; seguidas por Vizcaya, con 1.108,84 euros, y Guipúzcoa, con 1.073,54 euros. También superan los mil euros las pensiones que reciben los jubilados de la Comunidad de Madrid (1.048,97 euros) y del Principado de Asturias (1.047,72 euros), que están prácticamente a la par; y las de Navarra, donde se llega a los 1.012,78 euros.

En el extremo contrario se sitúan las provincias de Orense, Lugo y Almería, donde se registran las pensiones medias mensuales más bajas de todo el país con 647,01 euros, 662,73 euros y 717,70 euros, respectivamente. De hecho, los jubilados orensanos perciben pensiones medias inferiores al salario mínimo interprofesional (SMI), situado para este ejercicio en los 648,60 euros mensuales.

Revalorizaciones anuales
Por otra parte, las tres provincias del País Vasco son también las que mayor revalorización han experimentado en 2015, incluyendo en este concepto el incremento experimentado a principios de año como consecuencia del “efecto conjunto de la revalorización según IPC previsto para el ejercicio y, en su caso, mejoras adicionales y actualización por desviación del IPC en el ejercicio anterior”, afirma el Gobierno.

En la práctica, esta revalorización ha sido del 0,25% para todas las pensiones este año, como sucedió el pasado, por la aplicación del factor de revalorización, que tiene en cuenta los ingresos y gastos del sistema, con un suelo de actualización del 0,25% y un techo del IPC más 0,5%.

En concreto, en Alava las pensiones se han incrementado en 2,76 euros de media mensuales, seguidas por las de Vizcaya, que han crecido en 2,75 euros; y las de Guipúzcoa, donde se reciben 2,66 euros más cada mes. El cuarto lugar lo ocupa la Comunidad de Madrid, cuyos jubilados perciben 2,61 euros más de media cada mes.

En el extremo contrario, y por debajo de la revalorización media del país de 2,21 euros mensuales, se sitúan también las provincias con pensiones más bajas. Es decir, Orense (+1,61 euros), Lugo (+1,67 euros) y Almería (1,81 euros).

Consulta aquí las pensiones públicas en vigor durante 2015