De las 579 banderas azules que ondearán en las playas españolas este verano, cinco se encuentran tierra adentro. Tres de ellas, las de Garaio Sur, en Barrundia; Garaio Norte, en Elburgo, y Landa, en Arrazua-Ubarrundia, corresponden al embalse de Ullíbarri-Gamboa aunque en tres municipios distintos. Las otras dos son la Playa Dulce de Orellana La Vieja, en Badajoz; y la playa fluvial de La Calzada, en Ponte Candelas (Pontevedra). Cinco alternativas a las playas de agua salada como alternativas en los viajes en verano.

El embalse de Ullibarri

Situado en la Llanada Alavesa, el embalse de Ullibarri fue construido en la década de los 50. Con una capacidad de 146 hm3, actualmente abastece al 50% de la población de Euskadi. Con un perímetro de 63 km, durante el verano puede disfrutarse de cerca de tres kilómetros de zonas de baño, diferenciadas en dos áreas: norte y sur, acondicionadas para el disfrute del visitante, son un lugar excelente para refrescarse y pasear.

Garaio Sur (Álava), se encuentra en el municipio de Barrundia al norte de Álava. La playa recibe el nombre de un pueblo abandonado en una pequeña península. Además de acondicionada para el baño, también permite realizar rutas en bici o de senderismo.

Garaio Norte (Álava), en la esquina suroeste de este lago encontramos el municipio de Elburgo y, allí, la playa de Garaio Norte. La temperatura media en los meses de verano es de 21ºC y 22ºC en el agua. Por aquí pasan 13 km de una variante del Camino de Santiago, y que originalmente fue una calzada romana que iba de Burdeos a Astorga.

Landa, con una extensión de 40 hectáreas, se localiza al noroeste del embalse, en el entorno del barrio de Arlaban y el de la Estación, dentro del municipio de Arrazua-Ubarrun. La calidad de sus aguas está acreditada, cuenta además con programas de educación ambiental y de todos los servicios necesarios para disfrutar del baño, lo que también le ha valido la bandera azul.

El embalse de Orellana

Más al sureste, en Extremadura la Playa de Costa Dulce, en Orellana (Badajoz), también con bandera azul. Se encuentra en la zona de los Grandes Embalses, que incluye a este de Orellana, pero también al de La Serena y al de Puerto Peña. A apenas una hora de Mérida en coche, tiene zonas habilitadas para practicar deportes acuáticos: vela, piragüismo, esquí acuático, y una zona con todos los servicios para garantizar el baño (socorrismo, limpieza, etc).

El embalse de Orellana que recibe su nombre de este pueblo de menos de tres mil habitantes, recoge sus aguas de las lagunas de la Albuera y del río Guadiana, que son usadas para regadío por los agricultores de la zona. Además de la que está a un paso del pueblo, hay una segunda zona de baños cerca de la presa, a un par de kilómetros.

La primera playa fluvial con bandera azul:

En Galicia, la playa de La Calzada de Ponte Caldelas, la primera playa fluvial con bandera azul. Se encuentra en el río Verdugo y es la única de Galicia que no toca el mar, sus aguas limpias y cristalinas, y su equipamiento; con zonas de baño especializadas, para adultos y niños e incluso para animales, le valieron el galardón. Tiene 250 metros de longitud, en una zona de baño formada por una presa de piedra en un bosque de ribera de abedules, castaños y robles.

Cuenta con un aparcamiento, aunque hay una senda desde el puente que cruza el río en Ponte Caldelas de casi un km. que recorre la ribera del río hasta llegar a la Playa. El número de visitantes es de 200 personas de media los días de verano.

Además de estas playas de interior con bandera azul, existen otras muchas zonas de baño en ríos y embalses extendidas por toda la geografía, en todas ellas hay que tener en cuenta que hay cambios bruscos de nivel, corrientes, vegetación acuática y/o abundante fango en el fondo. Para garantizar nuestra seguridad hay que bañarse en las zonas acondicionadas para ello; seguir las indicaciones y sugerencias de los socorristas; no alejarse de la orilla; no bañarse solo; vigilar de cerca y en todo momento a los niños; y evitar juegos peligrosos; entre otras.