Los grupos de voluntarios y mujeres participantes en el programa Respira en Ávila se han reunido el 17 de enero para programar las actividades que realizarán a lo largo del año. Para el mes de febrero se han programado dos actividades con protagonismo para voluntarias y beneficiarias. Se trata de un intercambio de visitas. El grupo de Cebreros será el anfitrión de una visita que el grupo de El Tiemblo realizará a Cebreros.

Los voluntarios y beneficiarias del programa en Cebreros están preparando una visita a los lugares más destacados de su localidad, como son el Museo de Adolfo Suárez, una bodega donde podrán disfrutar de una cata del vino de Cebreros y conocer el proceso de elaboración del vino, y una visita a la Iglesia de Santiago Apóstol de Cebreros del siglo XVI, que está declarada como Bien de Interés Cultural por su riqueza arquitectónica y su valor escultórico y artístico.

Algunos de los participantes de El Tiemblo.

Por su parte, también en febrero el grupo de El Tiemblo recibirá a los de Cebreros mostrándoles algunos de los atractivos culturales y turísticos de su localidad. Se pretende con estos encuentros que los participantes en el programa se conozcan mejor posibilitando así otros encuentros futuros.

Entre las actividades programadas para el resto del año se han acordado visitas a Ávila capital, encuentros intergeneracionales con los chicos de los colegios de ambas localidades, acudir a un concierto de música clásica en el Auditorio de Ávila, intercambios de visitas con los grupos de Madrid y la visita guiada al bosque de Valsaín y a los jardines de La Granja, entre otras actividades.

En los dos grupos del programa Respira en Ávila participan 22 mujeres como beneficiarias del programa que han sido seleccionadas en colaboración con los servicios sociales de base por encontrarse en situación de soledad o vulnerabilidad. La media de edad está en los 79 años y todas son mujeres y viudas. El programa también cuenta con la participación decidida de 10 personas voluntarias pertenecientes a las asociaciones de El Castañar, en El Tiemblo, y de Jubilados y Pensionistas de Cebreros, adheridas a UDP Ávila.

Respira es un programa de descanso, formación e integración, para mujeres mayores en situación de vulnerabilidad, que pretende romper con la soledad y el aislamiento a través de la creación de grupos de relación interconectados. Se plantea la atención de tres colectivos específicos: Mujeres mayores que viven situaciones de soledad no deseada; Mujeres mayores en riesgo o situación de pobreza; Mujeres mayores cuidadoras de familiares dependientes. El programa proporciona un alivio a las personas que padecen alguna de estas situaciones, poniéndolas en relación con otras personas, en un entorno diferente, a través de una experiencia distinta, física y mentalmente saludable.

En la realización del programa participan las asociaciones provinciales de UDP de Madrid y Ávila. El la formación de voluntarios ambientales colabora el Centro Nacional de Educación Ambiental, CENEAM, de Valsaín

También colabora el área de servicios sociales de las diputaciones de Ávila, así como el Servicio regional de Bienestar Social de la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid.

El programa cuenta con el patrocinio de los grupos residenciales Adavir, Amma, Albertia y Sanyres.