Hace ya 10 años que en UDP lanzamos una serie de peticiones al gobierno y a los representantes políticos. Peticiones en materia de economía, servicios sociales y sanitarios, atención a la dependencia, participación ciudadana, ayudas sanitarias o residencias y viviendas para mayores.

¿Se han escuchado nuestras peticiones?

En 2018 hemos querido someter aquellas peticiones a consulta de la población mayor española mediante una encuesta, para saber cuáles son sus peticiones más importantes y si, a lo largo de estos últimos años, han recibido la atención necesaria.

El informe “Peticiones de las Personas Mayores al Gobierno y a sus representantes políticos” publicado por UDP en colaboración con el instituto de opinión Simple Lógica, refleja que para la población mayor existen diez importantes peticiones en relación con las Personas Mayores.

Importantes demandas orientadas a mejorar la vida de las Personas Mayores en España y que formaban parte de las peticiones que UDP hacía por aquel 2008.

¿Cuáles son las principales demandas en 2018?

IGUALAR LAS PENSIONES MÍNIMAS AL SALARIO MÍNIMO

En materia económica, de entre las peticiones propuestas por UDP, las personas encuestadas seleccionaron “igualar las pensiones mínimas al salario mínimo” como petición principal.

Tras diez años, las pensiones mínimas permanecen por debajo del salario mínimo, lo que supone un enorme riesgo de pobreza para las personas mayores de 65 años. A día de hoy, hay un total de 4,2 millones de personas jubiladas que perciben una pensión inferior al Salario Mínimo Interprofesional, situado en 735,90 euros al mes.

Hablamos de cantidades que se sitúan prácticamente por debajo de los 100 euros de diferencia con respecto al SMI, si hablamos por ejemplo de la cuantía mínima percibida por viudedad, estipulada en 639,90 euros. De esa manera, el Instituto Nacional de Estadística (INE) sitúa el riesgo de pobreza por debajo de los 8.209 euros anuales, situación en la que se encuentran en España 4,72 millones de mayores de 65 años.

AUMENTAR LOS SERVICIOS DE AYUDA A DOMICILIO

En cuanto a las peticiones en el ámbito de la dependencia y los servicios sociales, la demanda más señalada por las personas encuestadas, ha sido la petición de “aumentar los servicios de ayuda a domicilio como las comidas o la limpieza”.

Una petición que también demandábamos por aquel 2008 y que, a pesar de celebrar el onceavo cumpleaños del desarrollo de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, no se ha visto satisfecha. ¿Por qué es necesario aumentar dicho servicios?

Según el XVIII Dictamen del Observatorio de la Dependencia, el 3% de la población española (1,4 millones de personas) necesita apoyos para desarrollar actividades básicas de la vida diaria.

Además, el 72,2% de las personas atendidas por el SAAD, son personas pensionistas de más 65 años y más de la mitad, el 54,6%, tienen más de 80 años. Cabe destacar que el año 2017, 38.000 personas fallecieron sin haber podido ejercer sus derechos derivados de la condición de persona en situación de dependencia.

Esto supone que diariamente fallecen más de 100 personas dependientes sin haber llegado a recibir prestaciones o servicios. A pesar de ello, según el informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, la mayoría de los parámetros de gestión del SAAD (número de atendidos, reducción de lista de espera, incremento de solicitudes, valoraciones y de servicios y prestaciones, han mejorado.

REDUCCIÓN DE LAS LISTAS DE ESPERAS

Por otro lado, en el ámbito de los servicios sanitarios, la principal demanda de las personas encuestadas a los representantes políticos y al gobierno es la “reducción de las listas de espera”.
En la actualidad en el Sistema Nacional de Salud, hay una lista de espera de más de 600.000 pacientes pendientes de una intervención quirúrgica.

AYUDAS TÉCNICAS PARA LA MOVILIDAD

En el ámbito de las ayudas sanitarias, las personas encuestadas seleccionaron las “Ayudas técnicas para la movilidad” y “ayudas a la salud bucodental” como sus respuestas predilectas.
La capacidad de desplazamiento es una necesidad primordial para que los dependientes cuenten con autonomía propia y realizar sus tareas diarias ya que aumenta su movilidad y amplía sus posibilidades de actuación.

AYUDAS PARA QUE LOS MAYORES PERMANEZCAN EN SUS CASAS

Más de la mitad de las Personas Mayores encuestadas señalan como principal demanda en el ámbito de la vivienda y residencias “ayudas para que los mayores permanezcan en sus casas, ayudas para adaptar la vivienda”.

AYUDAS PARA QUE LOS HOGARES TENGAN SERVICIOS AUTOMATIZADOS

Por otro lado, como principal demanda en el ámbito de las nuevas tecnologías, “ayudas para que los hogares tengan servicios automatizados, limpieza, ventilación, calefacción, domotización de los hogares de mayores” fue la opción preferida.

También cabe señalar que otra de las opciones seleccionada fue “apoyar a los mayores que no pueden utilizar internet en las tramitaciones bancarias y administrativas (incluso manteniendo servicios telefónicos y presenciales”.
Cabe reiterar que las peticiones de ayudas a la movilidad, sanitarias o la vivienda, están contempladas en la Ley de Dependencia.

Una ley que todavía no está implantada de la misma manera en todas las comunidades autónomas por lo que se evidencian desigualdades en la cantidad y la calidad de los servicios y prestaciones.
El acceso y el contenido real de las atenciones está fuertemente determinado por la comunidad autónoma de residencia de la persona dependiente, generándose así, según el nuevo dictamen del Observatorio de la Dependencia, graves desigualdades.

Si analizamos los datos, diez Comunidades suspenden en la Escala de Valoración del Observatorio. Las tres comunidades con mayor puntuación son: Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía. Y las tres comunidades con peor resultado en la Escala de servicios y prestaciones son: Cataluña, Baleares y Canarias.

MEJORAR LOS CENTROS DE OCIO Y CULTURA PARA MAYORES

En el ámbito del ocio y el tiempo libre, la opción más seleccionada por las personas encuestadas ha sido “mejorar los centros de ocio y cultura para mayores y aumentar sus cursos y talleres”.

Todavía, es necesaria la implantación y desarrollo de planes de envejecimiento saludable en todas las comunidades autónomas, con programas de información y posibilidad real de realizar actividades, así como evitar la saturación de la demanda. Pero además tras diez años, todavía no se ha implantado un sistema de calidad en todos los centros socio-sanitarios de atención a mayores (residencias y centros de día y de noche).

QUE LOS MAYORES TENGAN REPRESENTACIÓN EN EL CONSEJO DE ESTADO

En el ámbito de la participación ciudadana, las personas encuestadas seleccionaron como la opción que más les afecta “ que los mayores tengan representación en el Consejo de Estado”.

Una petición que tras 10 años tampoco se ha llevado a cabo, así como la segunda petición más seleccionada, “que las asociaciones de mayores estén en el Pacto de Toledo”.
Durante estos años, y más en el último año, se están tomando decisiones que afectan directamente a las Personas Mayores, presentes y futuras, sin que tengan voz ni voto en los órganos consultivos como es el caso del Pacto de Toledo.

CONSTRUIR LAS RESIDENCIAS DONDE VIVEN LOS MAYORES

En el ámbito de la vida urbana, “construir las residencias más cerca de donde viven los mayores” y “disminuir las barreras arquitectónicas de las ciudades y pueblos” han sido las respuestas más seleccionadas.

Es un hecho que las personas de mayor edad quieren seguir viviendo cerca de sus seres queridos y sus comunidades de amigos. Construir residencias más cerca de donde viven, supone permitir a las personas de mayor edad o dependientes, seguir manteniendo lazos afectivos y actividades diarias que hagan a la persona menos dependiente.

Asimismo, en cuanto a la eliminación de barreras en ciudades y pueblos, España avanza en la buena dirección, ya que forma parte de la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores, un proyecto promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que está destinado a crear entornos y servicios que promuevan y faciliten un envejecimiento activo y saludable.

AYUDAS PARA EVITAR LA SOLEDAD NO DESEADA

En el ámbito de la seguridad, soledad e imagen “ayudas para evitar la soledad no deseada”, ha sido la petición más seleccionada y que trasladarían a los partidos políticos y al Gobierno. Otra de las peticiones que también demandaba UDP hace 10 años, por su preocupante incremento.

Según la Encuesta Continua de Hogares (ECH), publicada por el Instituto Nacional de Estadística, en España hay 1.933.300 de personas de más de 65 años viviendo solas. Además, la soledad tiene rostro de mujer: Son las principales perjudicadas por la soledad, siendo más del 70% de las personas afectadas.

Asimismo, cabe recordar las consecuencias negativas para las personas que sufren una soledad no deseada, suponen el deterioro de la salud y de la calidad de vida de las personas mayores: es un factor de riesgo para la depresión, el deterioro cognitivo y la mortalidad de las personas mayores.

Descubre más informes

Visita el Informe del Mayor y descubre los últimos informes y el histórico sobre opiniones, actitudes y comportamientos de las personas mayores y personas asociadas a UDP sobre estilos de vida, envejecimiento activo y saludable, evaluación de servicios y recursos sociales para el colectivo, situación de la sociedad en general…