¿Qué es la tarjeta sanitaria europea?

Es una tarjeta gratuita que permite acceder a la atención sanitaria pública durante una estancia temporal en cualquiera de los Estados miembros de la UE: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, y Suecia; además de Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, en las mismas condiciones y al mismo coste (la asistencia es gratuita en algunos países) que las personas aseguradas en ese país.

¿Cómo puede obtener una tarjeta?

Las tarjetas son emitidas por las oficinas de la seguridad social de su país. Puede solicitarse por Internet, excepto algunos asegurados, como son:

  • Los perceptores de prestaciones por desempleo y sus beneficiarios.
  • Los asegurados con contrato de carácter temporal.
  • Los asegurados que tienen reconocido el derecho a asistencia sanitaria como personas por límite de ingresos, o los que han agotado las prestaciones por desempleo.
  • Los beneficiarios con NIE, y
  • Todos aquellos asegurados que deban presentar documentación para exportar el derecho a asistencia sanitaria.

En estos casos, deberán personarse en cualquiera de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS), solicitando cita previa, o en las Direcciones Provinciales o Locales del Instituto Social de la Marina (ISM).

¿Quién se puede beneficiar de la tarjeta?

Para tener derecho a una tarjeta, tendrá que estar asegurado o cubierto por un sistema de seguridad social estatal en cualquier Estado miembro de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza. La tarjeta es personal, por lo que cada miembro de la familia debe viajar con su propia tarjeta.

 ¿Qué validez tiene la tarjeta?

Es válida durante dos años, indicándose la fecha de caducidad en la misma. Es importante que antes de realizar un desplazamiento a cualquier país del Espacio Económico Europeo o a Suiza, compruebe que la fecha de regreso prevista está incluida en el periodo de validez. Si no es así, solicite una nueva TSE para asegurar la cobertura sanitaria durante su estancia.

¿Qué puede hacer si no se reconoce su tarjeta sanitaria europea en el extranjero?

En el supuesto de que su TSE no fuera aceptada en el país de estancia, usted puede dirigirse a la red SOLVIT (solvit@ue.maec.es) servicio gratuito para la resolución de problemas entre administraciones que aplican los Reglamentos Comunitarios de Seguridad Social.

 Recuerde que:

-La TSE no es una alternativa al seguro de viaje. No cubre la asistencia sanitaria privada ni costes tales como el vuelo de regreso a su país de origen o la pérdida o sustracción de sus pertenencias.

– Si la finalidad el viaje es recibir un tratamiento médico específico, no cubre los gastos de viaje.

– No garantiza la gratuidad del servicio: Como los sistemas de asistencia sanitaria de cada país son diferentes, los servicios que en su país son gratuitos pueden no serlo en otros.

– No sirve en el caso de que resida habitualmente en otro país, para recibir asistencia médica en ese caso debe darse de alta con el formulario S1.