Los salvaescaleras son sillas o plataformas que se desplazan por un rail anclado a la escalera. Pueden instalarse en cualquier escalera, son seguros y fáciles de usar, no entorpecen el paso a otros usuarios de las escaleras y tienen gran variedad de opciones de personalización.

Los salvaescaleras se pueden utilizar para subir y bajar a una persona, pero también pequeños objetos, pulsando un botón. Una silla salvaescaleras, a grandes rasgos, es un asiento giratorio que se desplaza por un raíl situado en la escalera para acceder a otras plantas. La plataforma por su parte es una superficie para transportar sillas de ruedas mediante el mismo sistema. El único requisito fundamental para instalarlos es disponer de una toma de corriente eléctrica en la escalera. Se puede instalar en todo tipo de escaleras (rectas, curvas, empinadas, estrechas) y a ambos lados de la misma. Disponen de controles remotos para enviar el salvaescaleras de una planta a otra o para llamarlo y pueden manejarse desde el propio aparato.

Las empresas de salvaescaleras asesoran gratuitamente y sin compromiso sobre la mejor opción para cada persona según sus necesidades y las características de su hogar. Es muy importante realizar una evaluación de la casa para asegurar que el sistema se pueda instalar correctamente en su escalera y pedir varios presupuestos para comparar calidades, garantías y precios.

Todos estos salvaescaleras están equipados con cinturón de seguridad y bloqueo para su total seguridad cuando están en funcionamiento. Además, incluye sensores de obstrucción que detienen automáticamente el sistema si detectan algún obstáculo en su camino. Gracias a los controles de presión constante, siempre podrá controlar su silla o plataforma.

Si bien ni silla, ni plataformas están obligados a revisiones periódicas es conveniente tenerlos siempre en perfecto estado de conservación, incluso si no se utilizan con frecuencia, para garantizar un funcionamiento óptimo.

Los elevadores verticales se instalan fuera de la escalera a diferencia de las sillas y plataformas salvaescaleras que se desplazan sobre esta. Esto permite un uso independiente de escalera. Si se dispone de hueco suficiente se podrá instalar un elevador vertical para un usuario de silla de ruedas y su acompañante.

Este tipo de elevadores permite superar diferencias verticales de altura desde pocos centímetros hasta 15 metros. Dependiendo del tipo y de la altura a salvar puede ser necesaria la instalación de puertas en cada piso o parada.

Se puede colocar tanto en el interior como en el exterior del edificio y además disponen de llamadores en cada parada que pueden ser con llave por motivos de serguridad. Muchos tipos de elevadores verticales te permitirán elegir las opciones de diseño para ajustarla a tus necesidades.

En general la mayoría de los elevadores verticales tienen una alta capacidad de carga, lo que nos permite viajar acompañado o con más objetos que una silla o plataforma salvaescaleras.

ThyssenKrupp Encasa

Para mayor información visite:

www.salvaescaleras.com/elevadores-verticales