Ramón Munera recibirá la Medalla al Mérito en la Iniciativa Social de Castilla-La Mancha, en el área del voluntariado. Esta distinción ha sido concedida por la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales al presidente de la Federación Regional de Pensionistas y Jubilados de Castilla-La Mancha UDP, “por su destacada contribución a la sensibilización contra cualquier tipo de maltrato a las personas mayores y por su especial entrega en el área del voluntariado”.

Ramón Munera entra en UDP en el año 1991. En 1995, junto al entonces presidente Andrés García Sáez, pone en marcha el programa de voluntariado de UDP. “Al principio empezamos seis o siete personas con sus parejas”, comenta Munera, y hoy constituyen un formidable grupo de voluntariado estable de cerca de algo más de 3.000 voluntarios  que atienden a más de 3.000 personas que sufren soledad o abandono en residencias, pisos tutelados y centros de día en localidades de toda Castilla-La Mancha.

“La sensibilización es fundamental, y las personas mayores son muy sensibles a este tema. Entre la gente mayor hay mucha soledad, y tranquiliza saber que si llegas a esta situación, vas a tener un grupo de amigos que te acompañarán”, explica Munera.

La medalla concedida distingue también a Ramón por su trabajo de sensibilización contra el maltrato al mayor. “Son los más vulnerables y necesitados. Nuestros voluntarios también reciben formación sobre cómo detectar posibles casos de abusos en el cuidado de los mayores que visitan”.

Ramón Munera preside desde 2003 la Federación de Castilla-La Mancha de UDP, la organización de personas mayores de referencia en la comunidad, con cerca de 90.000 asociados y más de 450 asociaciones.

Se pueden hacer muchas cosas, pero se necesita más ayuda de las administraciones. “Nosotros en Castilla-La Mancha seguimos creciendo en asociaciones y en asociados, y la gente quiere hacer cosas”, concluye Ramón.