Se trata de una residencia de 24 plazas y centro de día que da servicio a 12 usuarios. En ella se atienden a mayores con problemas de movilidad.

El centro cuenta con todos los equipamientos necesarios para la atención integral de los residentes: intercomunicadores para emergencias, servicios médicos y de enfermería diarios y apoyo psicológico individualizado.

La residencia dispone de un vehículo adaptado para el traslado de los usuarios a las revisiones médicas hospitalarias. También se ofrece servicio de atención diurna con la aplicación de terapias cognitivas y de rehabilitación a los usuarios. Los usuarios disfrutan en el centro de un servicio de comidas saludables.