Según informa Andalucía Información, la campaña que inició Izquierda Unida Rota para reclamar al Estado vía jurídica la actualización de las pensiones ha finalizado de forma desfavorable para los reclamantes. Sesenta y ocho jubilados roteños iniciaron de la mano del partido esta reclamación, al no actualizar en 2012 las pensiones de los españoles subiéndolas el mismo porcentaje que sube el coste de la vida (IPC). De hecho, en 2012 el Gobierno de la nación tan solo subía las pensiones en un 1%, cuando la subida correspondiente según el alza del IPC era del 2,9%. Una medida que, a ojos de IU, iba en detrimento del poder adquisitivo de los jubilados.

Por eso se decidieron a iniciar en 2013 la campaña ‘Que no te roben la pensión’, informando a los jubilados roteños sobre esta cuestión a través de charlas informativas y animándoles a reclamar dichas actualizaciones por la vía jurídica a través del gabinete legal del partido, que en el caso de que como ha resultado no fuese favorable, no les cobraría costas. 68 jubilados de la localidad se sumaron en aquel entonces a esta reclamación, de los cuales a día de hoy 4 han fallecido, algo que lamentan desde el partido señalando lo “grave” de que se tarde tanto en emitir una sentencia en casos como éste, tratándose de personas mayores.

El litigio iniciado por IU ha dirado tres años, para finalmente obtener una sentencia desfavorable, con la alegación de que la actualización de las pensiones en igualdad al coste de la vida “no supone un derecho sino que más bien es una “perspectiva económica” que hace el Gobierno central”. Según ha lamentado Manuel Carmona, coordinador local de IU, “este es un claro ejemplo de cómo se pisotea la Carta Magna, haciendo caso omiso de lo refrendado en la misma, que es que las pensiones han de subirse en el mismo grado que se eleva el IPC”.

“El Partido Popular, declarado como partido constitucionalista, vuelve a pisar la Constitución y sigue esquilmando la bolsa de las pensiones, de la que sigue sacando para pagar los intereses de la deuda contraída, mientras los bancos rescatados se niegan a devolver los fondos públicos que sirvieron para sacarlos de la crisis”, ha declarado Carmona, que ha señalado de forma irónica que “hoy un acto revolucionario no sería cambiar la Constitución, sino cumplirla y hacerla cumplir”.

Desde Izquierda Unida por su parte se comprometen a seguir reclamando y peleando con las herramientas democráticas de las que disponen “porque no se perpetúen este tipo de injusticias, y seguiremos siendo la voz en las instituciones de las clases populares, que somos las que estamos pagando la crisis. Desde nuestro programa político intentaremos desde las instituciones hacer cumplir la Constitución y que no se ponga por delante del pueblo a los poderosos”, ha finalizado el coordinador local de IU.