¿Fuiste a tu control anual y te dijeron que tenías el colesterol muy alto? ¿Ya estas llegando a esa edad en donde te dicen que te cuides el corazón? Tal vez sea hora de que incluyas el pescado en tu dieta y empieces a disfrutar de todos los beneficios que te ofrece. Este animal del mar no solamente son para Semana Santa y Viernes, sino que debería estar siempre presente, de manera tal, que puedas reducir riesgos como ataques al corazón y Alzheimer. En este artículo te cuento todo lo que necesitas saber del Pescado y todas las razones de por qué debería ser parte de todo plan alimenticio para niños y adultos.

El Rey del Omega-3

El ingrediente no tan secreto del Pescado es el Omega, este es el principal responsable de todos los beneficios que aporta el Pescado a tu salud. Probablemente lo has escuchado antes, sin embargo, ¿Qué es el Omega? Aquí te lo explico más detalladamente.

Toda dieta balanceada debe de incluir grasas, aun cuando se recomienda que se disminuyan estas a la hora de perder peso, hay un tipo que siempre es bueno consumir: El Omega-3. Este es un ácido graso, los EPA y DHA son de origen animal (y se encuentra en pescados) y la ALA son de origen vegetal (los podemos obtener en semillas y frutos secos). Todos estos son considerados las grasas buenas, y aunque el consumo de ALA está en rangos normales, por desgracia el EPA y DHA no suelen ser parte de la dieta. Este es hecho es lamentable porque el cuerpo no puede sintetizar el Omega-3, por lo que depende totalmente de nosotros cuanto consumimos, más importante aún, se ha encontrado que estos ácidos grasos son cruciales para tener una buena salud y su déficit puede causar efectos irreversibles. La mejor forma de mantener una buena concentración de EPA y DHA, es a través de animales marinos, especialmente el Pescado.

El Instituto Nacional de Salud en Estados Unidos recomienda consumir 4g de ácidos grasos por día, para poner en contraste, una pieza de 114 gramos de Salmón aporta 1.5g de Omega-3. Otras fuentes ricas son las sardinas, el atún y la trucha. Aunque se ha vuelto una moda comprar suplementos en pastillas, los doctores advierten que siempre será más beneficioso obtener estos ácidos grasos directamente de la fuente.

Los 7 Grandes Beneficios

  • Reduce el riesgo de ataques al corazón y Accidentes Cardiovasculares (ACV): En un estudio realizado, la población que consumió al menos una porción de pescado al día tenía un 15% menos de riesgo de sufrir de un ataque. En general, el Omega-3 ayuda a la buena circulación, es anti-arritmico y anti-trombóticos. También, regula los niveles de triglicéridos y colesterol, lo cual es totalmente necesario para tener un corazón fuerte.
  • Cuida tu cerebro: Estadísticamente hablando, las personas que incluyen el pescado en sus dietas tienen una menor tasa de declive cognitivo. El Omega-3 protege la materia gris del cerebro, área encargada de la concentración y la memoria, disminuyendo el riesgo de padecer de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. Así mismo, puede prevenir las demencias, que están relacionadas por la etapa evolutiva de las personas de 3ra edad.
  • Colabora en el tratamiento de la Depresión: Estudios han arrojado que el consumo de Omega-3, al mismo tiempo que un tratamiento médico, ayuda a mejorar el estado de ánimo y aliviar los síntomas de la Depresión. Personas que no incluyeron el Omega-3 no obtuvieron el mismo resultado. Lo que es mejor, puede tener una acción preventiva contra este trastorno mental.
  • Reduce el riesgo de enfermedades autoinmunes: Comer pescado se ha relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades autoinmunes (cuando el cuerpo ataca sus propias células), como el Diabetes Tipo 1 en niños. En Adultos también disminuye el riesgo en enfermedades como el lupus y la nefropatía.
  • Absolutamente necesarios para el desarrollo pre-post natal e infantil: El Omega-3 colabora en el desarrollo y maduración del cerebro y el sistema visual de fetos en gestación. Es por esto que a las madres se les recomienda comer, no más de, 340 gramos en la semana, siempre y cuando estén cocidos para evitar toxicidad. En niños en etapa escolar, una buena alimentación con pescado puede mejorar su actividad cognitiva, mejorando la lectura, la atención y ayudando a tener conductas más estructuradas.
  • La Dosis de Vitamina D que no tenías: La mayoría de las personas tienen déficit de Vitamina D, al comer una porción de Salmon ya estas tomando el 75% de lo que necesitas. La Vitamina D ayuda en la absorción de Calcio, lo que promueve la buena salud de los huesos evitando enfermedades como la osteoporosis en adultos y raquitismo en niños.
  • Mejora Piel y Cabello: Cuando se trata de llevar una vida saludable, las grasas son las primeros en irse de la dieta regular. No obstante, esto es contraproducente para la piel y el cabello, que necesitan de los ácidos grasos para estar saludables. Al comer pescado, le estarías dando a tu piel y cabello lo que necesitan para mantenerse fuertes y humectados, sin temor de incluir grasas malas a tu cuerpo.

En Conclusión

El pescado es un animal marino rico en Omega-3, este ácido graso no es sintetizado por nosotros y aun así, es crucial para mantener una buena salud. Los EPA y HDA cumplen varias funciones en el cuerpo, ofreciéndonos muchos beneficios preventivos y curativos. En primer lugar, cuida al corazón de trombosis, arritmias e infartos; protege la materia gris del cerebro reduciendo riesgos de Alzheimer y Demencia; ayuda a los antidepresivos a cumplir su función en la Depresión; cuida tu piel y cabellos de resequedad; ayuda al desarrollo del cerebro y la visión de tu bebe; entre muchas otras propiedades. Incluir 2 a 3 porciones semanales es suficiente para disfrutar de una vida saludable, y mientras más natural sea la fuente del Omega-3 mejor para ti. Con todas estas oportunidades, no esperes y apórtale a tu cuerpo las grasas que verdaderamente está necesitando.

Por Nico Salas, editor en jefe de la web