El estudio “Conductores Senior y Seguridad Vial” publicado por el Race y Liberty nos permite elaborar una serie de consejos que los mayores deberían tener en cuenta:

1-¿Hay alguna edad a partir de la cual no puedo conducir? No. La normativa no establece un límite legal para dejar de conducir, pero la vigencia del permiso depende de la superación de reconocimiento psicotécnico. Para la mayoría de los permisos, los mayores de 64 tienen obligación de hacerlo cada 5 años.

2- ¿Qué coche debería conducir? Sin duda todas las facilidades tecnológicas son bienvenidas. Pero algunas tan básicas como la dirección asistida o sistemas de frenado como el ABS son altamente recomendados. Hay que tener en cuenta que el 24% de los vehículos que conducen nuestros mayores tienen más de 10 años.

3- ¿Cada cuánto tiempo parar para descansar? Si en general se suele recomendar a los conductores parar cada dos horas para descansa, en el caso de los mayores de 64 se recomienda una parada cada hora y media. Y no olvidar mantenerse hidratado.

4-¿Puedo conducir por la noche? Es preferible evitar circular “cuando hay poca visibilidad, por la noche o con mal tiempo”. De hecho el 65,9% reconoce no gustarle conducir por la noche También es recomendable evitar sacar el coche cuando hay mucha intensidad de tráfico

5- Estoy tomando medicación ¿Puede afectar a la conducción? El 57% de los mayores de 64 años afirma estar tomando medicación actualmente, y un 34% considera que no disponen de información suficiente sobre los efectos en la conducción. Sin duda es indispensable consultar con su médico

6-¿Con qué maniobras debería tener más cuidado? El 88% de los conductores seniors reconocen ponerse nervioso cuando hay que efectuar un giro a la izquierda sentirse. Hay que recordar que al efectuar esa maniobra en una intersección, el conductor tiene que “evaluar el tráfico” (velocidad, distancia, posición) de los vehículos que circulan en todas las direcciones del mismo

7- Yo me siento bien, ¿pero de verdad estoy en condiciones para conducir? Según este estudio la audición es la capacidad que este colectivo sienten como más deteriorada. Por ello, es importante no esperar a la renovación del permiso para hacerse controles médicos, especialmente de la visión, que deberían realizarse, al menos, una vez al año.