Soledad y salud, por José Agustín Arrieta, presidente de AGIJUPENS

«Soledad y salud» artículo de opinión de José Agustín Arrieta, presidente de la Asociación AGIJUPENS de Gipuzkoa
Comparte esta noticia

La soledad y salud van más unidas de lo que a primera vista pudiera parecer, ya que los trastornos físicos y psíquicos tienen mucho que ver con el sentimiento de desamparo en las personas mayores.- José Agustín Arrieta, presidente de AGIJUPENS de Gipuzkoa

Hay soledades queridas y forzadas, y esta última nos desequilibra y entristece. El escritor colombiano Gabriel García Márquez (1927-2014) afirmo: “El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad”.

La soledad querida es un espacio de libertad que nos regenera y enriquece psicológica y socialmente. Es clave gozar de la soledad, sobre todo en la última etapa de la vida, donde las obligaciones son menos y el tiempo de ocio se alarga.

La soledad no deseada es triste y deprimente, pero la soledad buscada y querida es un remanso de paz donde podemos vivir los mejores años de la vida.

Si queremos una buena vejez, hagamos un pacto honrado con la soledad. Esta nos puede aportar tranquilidad, serenidad y paz.

Antiguamente los abuelos siempre contaban con la familia como última tabla de salvación; pero hoy se han invertido los términos y no son los hijos casados los que acogen a los padres mayores, sino al revés, dándose el caso no poco frecuente de que los insuficientes ingresos de
los jubilados tienen que ser repartidos entre los otros miembros familiares que se encuentran en situaciones aún más extremas.

Sin duda la crisis del Estado del Bienestar está sembrando
incertidumbre y miedo en todas las capas sociales pero de forma más alarmante en las más desprotegidas entre las que se encuentran las personas de mayor edad.

Junto a todo esto, creo que la soledad y salud van más unidas de lo que a primera vista pudiera parecer, ya que los trastornos físicos y psíquicos tienen mucho que ver con el sentimiento de desamparo en las personas mayores.

El papel de los Centros Sociales de las Personas Mayores
es vital e importante para ir encaminando la problemática del mayor.

Recuerdo aquella canción de los Tres Sudamericanos que decía: “Tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor…” Siguiendo el hilo de la canción diría que hay tres motivos de preocupación para los mayores: salud, la cuestión económica y sentirse solos y marginados.

Hoy quisiera señalar el tema de la soledad. Noto que los mayores sentimos miedo a vivir olvidados.

Seguramente el gran drama de los más mayores es sentirse ninguneados, vivir como quien se siente extraño en su pueblo o barrio, sin saberse comprendidos y sin que ellos entiendan la cultura tecnológica y digital, ni nada de lo que está pasando, tal como si habitaranen una isla incomunicada con el resto del mundo.

No sé si exagero, pero cuando tu única compañía es la radio o la televisión, mala señal.

Todo ser humano es sociable por naturaleza y siente la necesidad de comunicarse, de acoger y ser acogido, pero esta necesidad es mucho más imperiosa durante la vejez en que van faltando las fuerzas, el ánimo y lo que más se aprecia es la cercanía a los demás.

Naturalmente estoy hablando de la soledad impuesta no la soledad querida y buscada. En realidad el estar solo no es ninguna desgracia, lo malo es sentirse solos.

José Agustín Arrieta, presidente de AGIJUPENS (Asociación Guipuzcoana de Jubilados y Pensionistas)

1 comentario en «Soledad y salud, por José Agustín Arrieta, presidente de AGIJUPENS»

Los comentarios están cerrados.

Redimensionar fuente
Modo contraste
www.mayoresudp.org utiliza cookies que permitirán mejorar tu experiencia como usuario y, en cumplimiento de la LSSI (LEY 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificada por el RD 13/2012 en su artículo 22.2),    Más información
Privacidad
Abrir chat