Inicio > Tu dinero > Pensiones > Sólo 7 comunidades autónomas superan la pensión media nacional de la jubilación
Sólo 7 comunidades autónomas superan la pensión media nacional de la jubilación
La pensión media que percibe cada jubilado no es igual en todas las comunidades autónomas.

Sólo 7 comunidades autónomas superan la pensión media nacional de la jubilación

La pensión media que percibe una persona jubilada en Extremadura es 400 euros inferior a la percibida en el País Vasco.

Si analizamos los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en este mes de agosto, la pensión media varía de forma considerable en función de la comunidad autónoma en la que resida el jubilado.

De esa manera, mientras que un jubilado vasco percibe 1312,20 euros de media, un jubilado extremeño recibirá 878,86 euros, convirtiéndose en la pensión media más baja de todas las comunidades autónomas. Es decir, más de 400 euros de diferencia entre la pensión media más alta y más baja con respecto a las jubilaciones en una comunidad autónoma y otra.

Otro dato ofrecido por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en su informe de agosto, es el importe de la pensión media nacional de las jubilaciones, establecido en 1.065,53 euros. Una media nacional que únicamente superan 7 de las 17 comunidades autónomas: Aragón con 1.112,72 euros, Asturias con 1.295,63 euros , Cantabria con 1.132,20 euros, Cataluña con 1.083,57 euros, Madrid con 1.258,38 euros, Navarra con 1.207,42 euros y País Vasco con 1.312,20 euros. Asimismo, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla superan también la media nacional, suponiendo 1.157,28 y  1.116,19 euros, respectivamente para los jubilados residentes en las mismas.

Pensión media de las jubilaciones en España [INFOGRAFIA]

Es necesario recalcar que la pensión media que percibe cada jubilado no es igual en todas las comunidades autónomas, ya que varían en función de diferentes factores como la riqueza de las regiones, los salarios que se cobran en dichas autonomías o los años cotizados y de esa manera la tasa de para de cada región afectará también a ese apercibimiento.

Por otra parte y según los datos facilitados por el ministerio, la media nacional de las pensiones por jubilación no ha variado prácticamente desde lo que va de año. En enero la media se situó en 1.054,67 euros frente  a los 1.065,53 euros de agosto. 10,86 euros de diferencia entre el primer mes y el octavo mes del año.

¿Tan poco se ha revalorizado la vida? Cabe señalar que la subida de las retribuciones no está siendo proporcional, una acción necesaria que reivindicamos desde Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) para que los jubilados no sigamos perdiendo poder adquisitivo.

Si se tiene en cuenta que la inflación está en el 1,5% (último dato publicado correspondiente julio), la revaloración anual que experimentan las pensiones sigue manteniéndose muy por debajo de la tasa de inflación. De esa manera y a este ritmo, las personas mayores jubiladas perderán un 7% de poder de compra de aquí a 2022 si no se toman medidas.

5 comentarios

  1. Margot Rica Gómez

    Podriamos tener unas ventajas económicas en cuanto a la cesta de la compra, asi como en el gasto por consumo de luz, agua tf e impuestos municipales como el IBI etc.
    La forma en la que se podria aplicar no seria tan difícil, sólo habria que dedicar tiempo a pensarlo, ya que cosas más complicadas se estan haciendo con las ventajas que ofrece la informática hoy en dia.

  2. Jesús Ferreira Olmeda

    El salario minimo tiene que ser 1.250 y las subidas anuales entre un 3% á un 5% y tienen que desaparece el I R P F a todos los jubilados así la pensión de viudedad tiene 1ue ser igual que percibía el cónyuge lo mismo si fuera el viudo.

  3. LOS PENSIONISTAS
    Ahora, que se está incrementando el debate sobre las pensiones, debemos referirnos también a los pensionistas.
    Los jubilados tenemos que ser conscientes que somos un sector muy importante de la sociedad, porque somos el 19% de la población del país, que el gasto en pensiones es el 10% del PIB y que un porcentaje importante de la actividad económica gira en torno a las personas mayores. A todo esto, no es ajeno ninguno de los que intervienen en la gestión de la política, de la economía, o de la sociedad; no es ajeno el gobierno, no solo porque es su obligación la gestión de los asuntos que le son propios, sino porque de la forma de gestionarlos dependerá la viabilidad futura del sistema de pensiones; no son ajenos los sindicatos empresariales porque la rebaja en las cotizaciones aumenta el margen de sus beneficios y no podemos ser ajenos los sindicatos de los trabajadores, porque la defensa de nuestros derechos y reivindicaciones es parte de nuestra razón de ser. Pero tampoco es ajeno el sistema financiero, banca, aseguradoras, etc, etc… La banca, intentará por todos los medios incrementar su actividad en un sector que representa nada menos que el 10% de la economía, como he dicho antes. Los capitalistas lo ven como un área de negocio, un nicho de mercado, como ellos lo denominan, en el que actualmente tienen poca presencia porque el actual sistema de reparto no da protagonismo a la banca en la gestión de tan importante sector de la economía. En cambio los sistemas privados les aportarían ingresos constantes y depósitos asegurados a largo plazo.
    Para que el sistema sea deficitario, hay que gobernarlo de forma que pueda ser deficitario. Si organizamos una crisis en la que el paro llegó a superar los seis millones de parados; si como consecuencia de esa crisis los salarios y la calidad del empleo caen de forma brutal, y como consecuencia de ello las cotizaciones; si el gobierno concede a los sindicatos empresariales sus reivindicaciones en forma de rebajas fiscales, tarifas planas y otras ventajas en las contrataciones; si no se persigue el fraude fiscal ni la economía sumergida, si tenemos en cuenta que carecemos de una política fiscal justa; con todo lo anterior, se están creando los argumentos necesarios para que el sistema de pensiones sea considero como insostenible.
    Todo lo que hasta ahora hemos conocido como Estado de Bienestar, no solo se ha deteriorado profundamente en los años que llevamos de crisis, sino que tiene sus raíces en las políticas neoliberales de las últimas legislaturas que han llevado a que nuestro país sea en el que más desigualdades existen de toda Europa.
    Vemos como los partidos políticos se disputan nuestros votos, porque somos muchos y los capitalistas se disputan la gestión de nuestro dinero. Si cuando trabajábamos nos explotaron con nuestro trabajo, ahora de jubilados quieren explotar nuestros escasos recursos en su beneficio. Para los únicos que no somos importantes es para nosotros mismos, porque defendemos con poco ímpetu nuestros intereses. Si fuéramos capaces de reconocer nuestra fuerza, basada en nuestro número, de que somos un sector importante de la sociedad con plenos derechos como cualquier otro ciudadano y actuáramos en consecuencia, la defensa de nuestros derechos sería más efectiva.
    Una forma de defender nuestros intereses sería que utilizáramos nuestros nueve millones de votos, para que en el gobierno hubiera opciones políticas más favorables al reparto más justo de la riqueza y una forma primordial de hacerlo sería la aportación necesaria al sistema de pensiones como ha propuesto en varias ocasiones nuestro sindicato CC.OO.

    J.M.F.I.

  4. Voy a ser muy escueta : Sobre todo las mínimas son , DE VERGUENZA.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*