Los mayores de 45 años lo tienen más difícil para encontrar empleo. Así lo explica un Informe de Adecco e Infoempleo.

Demostrar  cierta experiencia en el sector es un requisito indispensable en más de 3 de cada 4 ofertas analizadas y el requerimiento de edad es sugerido en casi 1 de cada  3.

Las ofertas que valoran candidatos que estén dentro de sus últimos 20 años de vida laboral siguen cayendo y se quedan tan sólo en el 6,2% (6,6% hace  un año). La dificultad de acceso al mercado de trabajo para los profesionales de más de 45 años tiene su reflejo real en las elevadas tasas de desempleo existentes entre los candidatos de esta franja de edad.

mayores_udp_Adecco 1

En palabras de Encarna Maroño, directora de Recursos Humanos  de Adecco: “si bien es cierto que estos criterios en las ofertas ayudan a las empresas  a identificar el perfil que están  buscando  y a optimizar la criba curricular, es aún más cierto que, durante el proceso de selección, los años de experiencia y, especialmente, la edad  cada  vez cobran menos  protagonismo. Los consultores de selección son absolutamente conscientes de que las competencias y la actitud están por encima de todo ello”.

Y añade: “la motivación para incorporarse a un equipo de trabajo, la capacidad para aprender cosas nuevas, la creatividad, el compromiso con los objetivos de la organización, las ganas de crecer dentro del a compañía, etc. son algunas de las características que más valoramos dentro de los procesos de selección y que nos permiten ver la adecuación del candidato más allá de la experiencia previa en el puesto de trabajo o la edad que tenga”.

En el mismo sentido, Jorge Guelbenzu, director general de  Infoempleo, añade que “las empresas deben seguir trabajando para que sus equipos integren perfiles con diversas competencias, habilidades, conocimientos y edades. Elegir a la persona correcta para el puesto debe ser la máxima que rija en los procesos de selección y no la edad. Las personas  mayores de 45 años son un gran activo para las compañías gracias a su prolongada experiencia porque cuentan con muchos conocimientos para aportar y compartir”.

Y  concluye: “debemos trabajar para  no dejar fuera del mercado  laboral a los más  jóvenes y su talento. Es importante que todos  apoyemos a ambos grupos y para ello tenemos la obligación de poner en valor lo que cada uno de ellos puede aportar”.