Según ha publicado en nota de prensa el Instituto de estudios Económicos, IEE, durante los últimos años, la Unión Europea ha conseguido que aumente la tasa de empleo entre los trabajadores con edades entre 55 y 64 años. De una media del 44,5% registrada en 2007 se ha pasado a un promedio del 51,8% en 2014. No obstante, las diferencias entre estados miembros son muy grandes.

Suecia se sitúa en cabeza con un 74,0%, figurando en segundo lugar Alemania que registra un incremento notable hasta el 65,6%. Estonia alcanza un 64,0% y Dinamarca un 63,2%, mientras que el Reino Unido y los Países Bajos superan levemente el 60%. Finlandia, Letonia, Lituania, La República Checa e Irlanda también están por encima del promedio europeo, con cifras entre el 59% y el 53%.

Bulgaria con un 50,0%, así como Portugal, Francia y Chipre –con tasas en torno al 47%- ya se sitúan por debajo de la media. En España la tasa de empleo de los trabajadores mayores ha subido levemente en 2014 a un 44,3%, pero no se ha producido ningún avance desde 2007, año en el que nuestra cifra era del 44,5%. En Bélgica, Luxemburgo y Polonia las tasas se sitúan por encima del 42% y van bajando hasta el 35,4% en Eslovenia y el 34,0% en Grecia.
TASAS DE EMPLEO DE LOS TRABAJADORES
CON EDADES ENTRE 55 Y 64 AÑOS

Países

2007 2014

Países

2007 2014
Suecia 70,0 74,0 Chipre 55,9 46,9
Alemania 51,3 65,6 Italia 33,7 46,2
Estonia 59,9 64,0 Austria 36,0 45,1
Dinamarca 58,9 63,2 Eslovaquia 35,6 44,8
Reino Unido 57,4 61,0 España 44,5 44,3
Países Bajos 50,9 60,8 Rumanía 41,4 43,1
Finlandia 55,0 59,1 Bélgica 34,4 42,7
Letonia 58,0 56,4 Luxemburgo 32,0 42,5
Lituania 53,2 56,2 Polonia 29,7 42,5
Rep. Checa 46,0 54,0 Hungría 32,2 41,7
Irlanda 53,9 53,0 Malta 29,5 37,7
UE-28 44,5 51,8 Croacia 36,6 36,2
Bulgaria 42,6 50,0 Eslovenia 33,5 35,4
Portugal 51,0 47,8 Grecia 42,7 34,0
Francia 38,2 47,1