La Consejera de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, se desplazó hasta La Roda para clausurar las Jornadas sobre el buen trato a las personas mayores. Una serie de charlas informativas que se desarrollaron en la sala de conferencias de la Casa de la Cultura Infante Don Juan Manuel y, que estuvieron organizadas por la  Federación Territorial de la Unión Democrática de Pensionistas.
Aurelia Sánchez apuntó que siempre es un placer volver a La Roda. «Me encanta conocer todos los recursos que tienen aquí», afirmó. En la clausura de la jornada número diez de las trece previstas este semestre por la UDP en toda la región, la Consejera explicó que el buen trato es un derecho que tienen todos los mayores y una obligación que tiene el resto de la sociedad para con ellos.
«Las personas mayores sois una prioridad para la Junta de Comunidad de Castilla-La Mancha», apuntaba. En este aspecto, hizo referencia a que la mitad del presupuesto de su consejería va destinado a este sector social. Explicó que desde  la Junta de Comunidades se apuesta por el envejecimiento activo. Ejemplo del buen hacer en este aspecto, destacó la gran labor y el dinamismo que se respira en el Centro de Mayores Puerta de la Villa de La Roda, el cual dijo, tuvo la fortuna de visitar hace unos meses. Del mismo modo, alabó el trabajo de las asociaciones de Parkinson y Alzheimer.
Por su parte, el alcalde de la localidad, Vicente Aroca, alabó la labor que realiza la Unión Democrática de Pensionistas. Relacionado con ello, no quiso dejar pasar la ocasión de recordar la figura de Martín Carrilero, rodense que se volcó con este colectivo. «Hacéis una labor encomiable del voluntariado social, Lo importante es sumar y poder implicar a rodenses que pasen ratos con personas mayores». Expuso que el envejecimiento no es sinónimo de estancamiento, sino que hay que apostar por el envejecimiento activo.