UDP La Rioja se plantea si conducir un automóvil ¿es un tema de edad o de salud?

UDP La Rioja pide mejorar la valoración médica en lugar de estigmatizar a los conductores mayores
Comparte esta noticia

UDP La Rioja pide mejorar la valoración médica en lugar de estigmatizar a los conductores mayores

Los últimos accidentes de tráfico mortales que hemos conocido a través de los medios de comunicación, no dejaban de poner la mirada sobre algunos conductores remarcando que se trataban de personas mayores.

Lo que nos ha hecho plantear a la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados UDP La Rioja, una serie de preguntas a las que vamos a dar respuesta desde nuestra perspectiva. 

En primer lugar, y teniendo en cuenta que para la Organización Mundial de la Salud (OMS) conducir es una de las libertades de las que goza el ciudadano, si acudimos a la legislación actual española nos indica que no hay límite de edad para poder conducir, aunque es necesario pasar un reconocimiento periódico.

Hasta los 65 años, las renovaciones del carné se realizan cada 10 años, pero a partir de esta edad, se reduce a 5 años. Además, las personas mayores de 70 tendrán que realizar el examen cada 2 años.

Y en el caso de los conductores profesionales, la renovación del permiso de conducir es cada 5 años en todos los casos y cada 3 a partir de los 65 años de edad. Eso sí, siempre queda a criterio de los psicotécnicos el poder reducir todavía más esa periodicidad, que puede llegar a ser anual.

Pero como indica el presidente de la UDP de la Rioja, Saturnino Álvarez, el tema debemos centrarlo “más que en la edad, en la salud de la persona que quiere seguir conduciendo, por lo que nos parece que debemos enfocar el tema más en la persona que acude a un centro homologado donde en 20, como mucho 30 minutos, realizan primero una valoración psicotécnica para pasar seguidamente por el médico, que realiza a todo conductor el estudio de la audición, su capacidad visual, anamnesis -preguntas que realiza y de sus repuestas se queda con los datos para realizar un diagnóstico- además de la toma de tensión arterial, pulso y en su caso, una auscultación cardio-pulmonar».

Además Saturnino señala que «el médico suele hacer al conductor una serie de preguntas sobre si toma algún tipo de medicamento, que el examinando debe contestar y además lo debe hacer sin mentir, porque si no puede incurrir en un delito de falsedad documental”.

Pero a la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP) La Rioja, le gustaría que el doctor pudiera entrar “en el historial médico del conductor desde su ordenador o que en la visita de la renovación del carnet de conducir, el aspirante le llevara un informe de salud previo porque el examinando de este tipo de centros puede ocultar sus enfermedades o no decir que ha padecido un ictus, sufre alzhéimer o se encuentra en un estado depresivo grave”.

El mayor descenso por franja de edad se produce en el grupo de más de 65 años con un –25 %.

A pesar de todo, las estadísticas de 2021 nos indican que si bien se produjeron 921 siniestros mortales, en los que fallecieron 1.004 personas y otras 3.728 resultaron heridas graves, lo que supone 97 fallecidos menos (- 9 %) que el año 2019 y el segundo mejor año de la serie histórica, solo por detrás de 2020, en el que fallecieron 870 personas, pero se trata de una estadística distorsionada por la pandemia, “el mayor descenso por franja de edad se produce en el grupo de más de 65 años con un –25 %. Contrariamente aumenta la siniestralidad de los jóvenes de 15 a 24 años, de 112 fallecidos en 2019 a 138 en 2021”.

«De hecho una persona mayor cuando se pone al volante suele ser, en general, más precavida porque es consciente de su estado de salud y por ello, siempre que sea posible, le recomendamos  circular en las horas de menor intensidad de tráfico, evitando hacerlo en días de lluvia y zonas poco iluminadas; controlando la velocidad y aumentando la distancia de seguridad; no perdiendo la calma a la hora de hacer una maniobra; evitando las distracciones; en desplazamientos largos, realizando más paradas de las normales; teniendo en cuenta los efectos secundarios de los medicamentos al volante, que nos indican los médicos y no menos importante es saber que las normas de tráfico evolucionan, por lo que debemos estar al tanto de las mismas, o apuntándoos a los cursos de reciclajes o repaso para personas mayores que las autoescuelas ofrecen”, concluye Saturnino Álvarez.

Fuente: Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de La Rioja 

www.mayoresudp.org utiliza cookies que permitirán mejorar tu experiencia como usuario y, en cumplimiento de la LSSI (LEY 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificada por el RD 13/2012 en su artículo 22.2),    Más información
Privacidad