UDP no comparte la sentencia del Pleno del Tribunal Constitucional, que avaló la constitucionalidad del real decreto ley de noviembre de 2012 que dejó sin efecto, para ese ejercicio, la actualización de las pensiones en relación con el Índice de Precios al Consumo, IPC.

Unión Democrática de Pensionistas, UDP, acata la sentencia del Constitucional, como no puede ser de otro modo, pero manifiesta su inquietud por el deterioro que están sufriendo las pensiones de los jubilados actuales, y sobre todo, por la merma de ingresos de los pensionistas futuros.

Para el presidente Nacional de UDP,  Luis Martín Pindado, “hemos visto en los últimos años cómo se han implementado medidas para disminuir el gasto en pensiones, desde la congelación, hasta la nueva reforma del  sistema que introduce mecanismos para reducir la cuantía de las pensiones de los jubilados presentes y futuros. Es preciso garantizar un sistema  de pensiones sostenible, suficiente y solidario, y para conseguirlo es necesario trabajar no sólo en el recorte de gasto, que penaliza a los pensionistas, sino también en el aumento de ingresos del sistema, aspecto este sobre el que se ha avanzado poco”.

“El desarrollo de esta crisis ha demostrado que el sistema de pensiones español supone un colchón fundamental que ha permitido  la supervivencia de millones de familias que de otro modo hubieran caído en exclusión y hubieran transmitido una enorme presión a los sistemas de protección social. Por eso, desde UDP, pedimos que se recupere el poder adquisitivo de las pensiones volviendo al incremento de la cuantía de las mismas conforme al IPC”.