Durante la mañana del martes 17 de abril ha tenido lugar la firma del Acuerdo Marco de Colaboración entre la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España y la Fundación General de la Universidad de Salamanca, en la Sala de presentaciones del Edificio I+D+I de la Universidad de Salamanca.

Ambas entidades, representadas por Saturnino Álvarez Bacaicoa, Presidente de UDP y Óscar Gónzález Benito, Director Gerente de FGUSAL, han atendido a los medios de comunicación y han expresado su firme intención en colaborar en la promoción del envejecimiento activo a través de acciones en el ámbito del Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CENIE).

Al acto también han asistido José Carlos Baura, Vocal de Relaciones con Iberoamerica de UDP y Francisco Gómez Galán, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas Mayores de Salamanca, FAMASA.

Tras la firma, UDP y FAMASA han disfrutado de una visita a la histórica Biblioteca de la Universidad de Salamanca, de la mano del bibliotecario Eduardo Hernández, coincidiendo además con el octavo centenario de la Universidad.

El cambio demográfico, una nueva realidad

Desde el nacimiento de UDP y a lo largo de estas cuatro décadas de la historia reciente, se han sucedido en la sociedad -europea y española- numerosos cambios sociales, políticos económicos y culturales.

Esta nueva etapa se caracteriza, entre otros elementos, por la rápida irrupción de las tecnologías de comunicación en la vida de las personas, la necesidad de velar por la sostenibilidad del planeta, el surgimiento de un escenario global con un nuevo equilibrio entre culturas y sobre todo por un cambio demográfico sin precedentes, caracterizado por el envejecimiento acelerado de la población.

UDP busca contribuir al cambio global partiendo de los escenarios locales en los que actúan sus asociaciones, intensificando la presencia de las personas mayores en todos los ámbitos de la sociedad, convirtiéndoles en miembros activos, en ciudadanos de pleno derecho, en consumidores exigentes, en decisores y gestores de su espacio vital, con especial énfasis en quienes viven en las zonas rurales.

La nueva realidad derivada del cambio demográfico debe constituirse en una constante presente en todas las dimensiones sociales: de lo institucional a lo privado, de lo colectivo a lo individual, de lo urbano a lo rural, de lo social a lo económico y de lo impersonal a lo personal.

El apoyo de UDP a la iniciativa del Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CENIE) contribuye a mejorar el enfoque del envejecimiento en los retos que supone para una vida plena y activa de la población mayor.

Asimismo y desde hace 7 años, el Envejecimiento es uno de los ejes de actuación estratégico y prioritario de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, a través de proyectos de colaboración institucional e internacional.  La Fundación, con la participación de las comunidades científicas, tecnológica y empresarial, lidera proyectos que contribuyen a afrontar los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad.

Objetivos del acuerdo

De esa manera, los objetivos del acurdo de colaboración entre UDP y FGUSAL están  enfocados a  sensibilizar a la sociedad y generar un cambio de actitud que promueva el envejecimiento como una fuente de oportunidades y no como una amenaza. Así como a la promoción de la investigación, la innovación y el desarrollo, para poder afrontar este nuevo escenario de la sociedad envejecida y las oportunidades económicas y sociales asociadas a la misma.

Un acuerdo que además está orientado a fomentar la creación de nuevos perfiles profesionales e investigadores especializados en un envejecimiento de calidad y a implementar modelos de atención sostenibles económicamente y socialmente, que favorezcan la construcción de una sociedad comprometida con el envejecimiento de la población, amigable para las personas mayores y capacitada para atender las necesidades que los mayores encuentren en su vida cotidiana.

Iniciativas de Concienciación y Sensibilización

La sociedad se encuentra ante un proceso global de envejecimiento derivado de un aumento progresivo de la esperanza de vida y de la reducción de las tasas de natalidad; todo ello está provocando una alteración de las pirámides poblacionales y, de ello, se derivan importantes consecuencias sociales y económicas.

El progresivo aumento de la población mayor de 65 años se ha convertido en un factor determinante en el panorama social europeo y mundial. Los escenarios futuros establecidos por la Comisión Europea en el Informe 2015 sobre el envejecimiento (The Ageing Report 2015) prevén un gran aumento de esta franja de población que en 2060 representará un 30% de la población europea.

La Comisión Europea y el Consejo Europeo han identificado el envejecimiento de la población como uno de los grandes retos futuros, señalando que se debe dar una respuesta firme a este fenómeno demográfico en los modelos sociales europeos.

Es el momento de cambiar la actitud frente al envejecimiento, reconocer y enfatizar las oportunidades, en vez de los problemas, y promover un cambio cultural. De esta manera podremos ayudar a las personas a tener una vida más larga, activa e independiente, y también contribuir a que nuestras sociedades aprovechen las oportunidades inherentes a unas nuevas sociedades que envejecen rápidamente.

Para ello, ambas Entidades, llevarán a cabo acciones y actividades que favorezcan una mejor percepción de las personas mayores y una mayor comprensión del fenómeno del envejecimiento de la población. Siendo la primera iniciativa surgida de la colaboración entre ambas Entidades la realización de la acción de sensibilización y difusión que lleva por título: “Porque la edad no implica envejecer…sólo crecer”.