La secretaria de Empleo de UGT, Carmen Barrera, ha advertido al Gobierno de que un posible veto a la iniciativa de 178 diputados para que las pensiones suban en 2017 en función del IPC sería “inconstitucional” y ha avanzado que si el Ejecutivo persiste en esta idea, el sindicato irá a los tribunales.

No obstante, en declaraciones a Efe, Barrera ha trasladado un mensaje de “diálogo y consenso” al Gobierno, al que ha pedido que opte por “otra vía” porque “lo que no se puede obviar” es que en torno a esta iniciativa hay una mayoría parlamentaria y social que reclama una subida de las pensiones en función del IPC.

Barrera considera que vetar la iniciativa no sería la mejor manera de comenzar una legislatura y ha recordado que el Gobierno está obligado, por ley, a garantizar el poder adquisitivo de las pensiones.

La responsable de UGT ha insistido en que el Parlamento es un lugar de “consenso y soluciones” y ha subrayado que el sindicato “tiende la mano” al Gobierno para que busque una solución eficaz a la iniciativa planteada.

No obstante, ha añadido que si, finalmente, el Ejecutivo opta por utilizar el recurso jurídico, UGT también lo hará “y con el respaldo de la Constitución”.

Barrera ha explicado que si la proposición de ley se presentase sobre un presupuesto que estuviese aprobado y supusiese mayores gastos, podrían vetarlo por una razón económica “pero se refiere a un presupuesto futuro, que está por hacer, por lo que ese argumento no existe”.

Tras el Consejo de Ministros del viernes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, informó de que los diferentes ministerios afectados por una actualización de las pensiones vinculada a la inflación están analizando el impacto que esto tendría en sus cuentas.

Tras este análisis, el Gobierno estudiará un posible veto a la proposición de ley por entender que podría suponer un incremento de gasto presupuestario o una disminución de ingresos.

]]>