El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que el Gobierno debe dejar de subvencionar la contratación, ya que «la Seguridad Social no puede pagar por la vía de la subvención a la contratación lo que necesita para pagar las pensiones y estamos hablando de unos 2.500 millones anuales que se nos van por esa vía». Asimismo, ha abogado por retomar el Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados. Medidas que hay que adoptar «en el corto plazo» para salvaguardar el sistema público de pensiones.

Cabe recordar que la mayoría de partidos políticos y patronales han manifestado reiteradamente un drástico cambio en estas subvenciones e, incluso, su desaparición. Sin embargo, esos 2.500 millones suponen tan solo el 30% de lo que se gasta cada mes la Seguridad Social en las pensiones (8.491,48 millones de euros el pasado 1 de junio).

Álvarez, que ha hecho estas declaraciones durante su intervención en el programa de Carlos Herrera, en la cadena Cope, ha defendido que las pensiones de viudedad y orfandad se paguen a través de los Presupuestos del Estado y no a través de la Seguridad Social, como se hace ahora, y abrir un debate sobre nuevas vías de ingresos a la Seguridad Social. En este sentido, ha afirmado que las empresas tecnológicas que tienen menos plantilla y cuentan con beneficios deberían contribuir a esta mayor recaudación a la Seguridad Social, ya que cuando se creó el sistema el número de trabajadores era un elemento que marcaba bastante la riqueza que generaba una empresa. Asimismo, ha abogado por cambiar la actual situación del mercado de trabajo, pues al bajar los salarios «de manera estrepitosa», también ha bajado «de manera estrepitosa» la recaudación de la Seguridad Social.