Portugal  ha organizado la IV Conferencia sobre Envejecimiento, “Una sociedad sostenible para todas las edades: Entendiendo el potencial de vivir más” y que tiene como principales promover el envejecimiento activo, sano y digno, así como combatir el edadismo.

Del 20 al 22 de septiembre, la conferencia ha reunido a 400 participantes: 150 ONG y 80 investigadores de todo el mundo, los 56 Estado Miembros de la UNECE (Comisión Económica de Naciones Unidas para Europa), las  Naciones Unidas, la Comisión Europea y la Organización Mundial de Trabajo.

El primer día, estuvo dedicado a la presentación del informe de la implementación del MIPAA / RIS desde 2012, y contó con tres paneles de discusión: reconocer el potencial de la persona de edad, alentar envejecimiento activo y garantizar el envejecimiento con dignidad.

Durante el segundo día y como cierre de la conferencia, los ministros de los Estados miembros de la CEPE aprobaron la Declaración Ministerial de Lisboa 2017, con las directrices para las acciones a emprender en los próximos 5 años (hasta 2022).

El Plan de Acción Internacional de Madrid sobre envejecimiento (MIPPA) se ha creado para dar respuesta a las oportunidades y retos del envejecimiento de la población en el siglo veintiuno e impulsar el desarrollo de una sociedad para todas las edades. Después de este Plan, los Estados Miembros de la UNECE adoptaron la estrategia regional de Berlín en septiembre de 2002 para centrarse en las especificidades de la situación demográfica y económica de la región (RIS).

De esa manera, cada cinco años los países de la región de UNECE llevan a cabo el análisis del estado de implementación del MIPAA/RIS y de las acciones que se requieren para posibilitar nuevos progresos. Los dos primeros ciclos de seguimiento y evaluación se finalizaron en la Conferencia Ministerial que tuvo lugar en 2007 en León (España) y en 2012 en Viena (Austria), siendo esta conferencia en Portugal, la tercera fase de seguimiento y evaluación.

La realización de esta iniciativa asume un papel de gran relevancia para Portugal y, en particular, para el trabajo que se pretende desarrollar en el marco del envejecimiento, siendo este un desafío reconocido por todos como uno de los más relevantes de la actualidad.

Buenas prácticas sobre envejecimiento activo, sano y digno

Una de las actividades paralelas de esta reunión ha sido la exhibición de pósteres en los que se reflejasen ejemplos de buenas prácticas de los distintos países, ONG o instituciones científicas que estén en el marco de alguno de los 10 objetivos del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre Envejecimiento y su Estrategia de Implementación Regional y que hayan tenido lugar entre los años 2012 y 2017.

De los 40 proyectos seleccionados, el póster de Mayores UDP “Espacios Senior. Desarrollo Local Participativo” ha sido uno de los elegidos para ser expuesto durante la conferencia. “ESPACIOS SENIOR. Desarrollo Local Participativo” es un proyecto orientado a contribuir activamente al reconocimiento cultural, social y económico del colectivo de las personas mayores, con especial incidencia en las zonas rurales.

Nuestro cartel “ESPACIOS SENIOR. Desarrollo Local Participativo” seleccionado por UNECE en #mipaalisbon2017

A menudo el envejecimiento es visto como un problema en casi todos los ámbitos de la vida. En el caso del mundo rural, es el principal “problema” junto a la feminización de la pobreza. Así reza en numerosos informes, estudios y publicaciones.

Desde 1976, año en que nace UDP y comienza su andadura de trabajo con las personas mayores, y a lo largo de este periodo de casi 40 años de la historia reciente, se han sucedido en la sociedad española numerosos cambios sociales, políticos y económicos, pero también culturales. Ahora más que nunca sentimos que debemos enfrentar una nueva etapa caracterizada entre otros elementos por la rápida irrupción de las nuevas tecnologías  en  la  vida  de  las  personas;  la  necesidad  y  el  compromiso compartido de velar por la sostenibilidad del planeta; el surgimiento de un escenario global con un nuevo equilibrio entre culturas y sobre todo un cambio demográfico sin precedentes, caracterizado por el envejecimiento acelerado de la población.

El cambio demográfico es ya una realidad que viene siendo alertada desde la Primera Asamblea Mundial sobre Envejecimiento en 1982. Este cambio, junto al climático, son los dos grandes retos a los que se enfrenta la humanidad. De la respuesta que demos dependerá la vida y el futuro de las generaciones venideras.

 

Asumir un reto es plantear un recorrido, debatir una estrategia, alcanzar unas metas y definir cada potencial de cambio y transformación en el diseño del futuro escenario al que se quiere llegar para alcanzarlo.

Las personas mayores somos protagonistas, al igual que el resto de la población de toda edad, en este trayecto. Somos valiosos y vertebradores; somos responsables y solidarios y queremos ser tenidos en cuenta en todo lo que afecta a nuestras vidas, que es lo mismo que afecta a las vidas de toda la población. Acumulamos experiencia, somos custodios de la historia, del patrimonio cultural y natural de las tradiciones, de la historia transcurrida y, por tanto, merecedores de contribuir a la que está por transcurrir.

¿Cómo contribuye este Proyecto a concienciar del potencial de vivir más tiempo?

Con este proyecto, en UDP buscamos contribuir al cambio global fortaleciendo un nuevo escenario local,  queremos intensificar la presencia de las personas mayores en la sociedad, convirtiéndoles en miembros activos, en ciudadanos de pleno derecho, en consumidores exigentes, en decisores y gestores de su espacio vital, con especial énfasis en quienes viven en las zonas rurales.

Este proyecto busca la concienciación social sobre el potencial y activo de las personas mayores, como partícipes en la sociedad, con capacidad de decidir en todos los ámbitos que afectan a su vida y, en este caso, en el medio rural y su futuro, reivindicándose como oportunidad, más que como problema.

Vivir más tiempo es una buena noticia, siempre que durante toda la vida las personas sean atendidas en sus necesidades, así como partícipes en todos los ámbitos de la vida. Otro tipo de vida, por mucho que dure, no es una vida plena.

Relevancia para la Comisión Económica y Social de Naciones Unidas para Europa

A través de este proyecto pretendemos asegurar la inclusión del cambio demográfico en las tareas de planificación de las políticas públicas desde la premisa de la participación, el envejecimiento activo y la atención a las necesidades de las personas mayores en el entramado socioeconómico de las comarcas rurales. Ello promoviendo el Desarrollo Local Participativo, la sostenibilidad medioambiental y la corresponsabilidad de los agentes públicos y privados en sintonía con los programas de desarrollo gestionados desde los Grupos de Acción Local.

Con el apoyo solidario de la Unión Europea, el horizonte del 2020 abre una oportunidad de redoblar esfuerzos para alcanzar viejas metas, entendiendo que la nueva realidad derivada del cambio demográfico debe constituirse en una constante presente en todos los órdenes de la sociedad de este siglo XXI: de lo institucional a lo privado, de lo colectivo a lo individual, de lo urbano a lo rural, de lo social a lo económico y de lo impersonal a lo personal.

 

Más información en: 

desarrollolocal@mayoresudp.org