El uso de tabletas por mayores de 65 años se ha disparado un 219% en un año y el de internet un 11%, lo que ha contribuido a reducir la última brecha digital generacional en España. La causa fundamental de esta mayor vinculación entre las personas mayores e Internet se debe al incremento espectacular en el uso de la tablet, pues en este segmento de edad ha pasado de ser utilizada por el 13,2% de los internautas a ser usada por el 42,1% —un 219% más—. De hecho, este segmento utiliza este dispositivo para conectarse a Internet, 8,3 puntos porcentuales por encima de la media, y se convierte en el segmento que más utiliza este dispositivo

Esta es una de las principales consecuencias del informe anual ‘La sociedad de la información en España’, presentado el viernes por la fundación Telefónica, que revela cómo los mayores comienzan a utilizar masivamente dispositivos conectados y cómo prefieren las tabletas por delante de otros dispositivos.

“Este segmento utiliza las tablets más intensamente. En otros ha bajado su uso. Este es el único segmento en el que crece. Pareciera que los hijos y los nietos hubieran regalado sus tablets a los abuelos”, destacó el director general de la fundación Telefónica, José María Sanz Magallón, en la presentación.

El uso de tablets entre este colectivo ha crecido para todos los usos, pero sobre todo en mensajería instantánea (el 182,5%), operar con las administraciones (el 173,7%), el correo electrónico (el 125,6%), el acceso a redes sociales (85,4%), ver otro contenido multimedia (85,2%) y realizar compras (85,2%).

Frente a los jóvenes, que recurren más a internet sobre todo para formación -en 2016 aumentó el uso educativo en ese colectivo en 8,8 puntos porcentuales y bajó 7,5 puntos los que tienen el ocio como primera motivación-, los mayores se conectan sobre todo por ocio. Durante el año 2016, se advierte que los internautas de este segmento de edad empiezan a hacer un uso intensivo de Internet, lo que lleva a que la realización de actividades relacionadas con la productividad aumente en 6,7 puntos porcentuales y las relacionadas con el ocio en 16,7.

De hecho, el ocio se destaca como la principal motivación para conectarse a Internet entre ellos, con un crecimiento de 13,1 puntos porcentuales hasta el 59,3% entre los internautas. Mientras, la comunicación con familiares y amigos baja en 13,6 puntos porcentuales y solo el 20,4% de ellos la considera su principal motivación para conectarse a Internet, casi igual que la motivación profesional o de productividad, mencionada por el 18,4%.

El informe también pone de manifiesto como el móvil derriba las últimas barreras entre el ámbito físico y digital y entre los entornos de ocio y trabajo.

El 55,7% de los internautas afirma que gracias a internet se ha vuelto a relacionar con amigos de toda la vida,

Además, el 79% de los internautas que tiene móvil de empresa lo utiliza para su vida personal y el 68% instala aplicaciones personales en el móvil de empresa.

Otra tendencia creciente que analiza el informe es de la preocupación creciente de los internautas por su información personal, el 87,9%, 2,7 puntos más que hace un año, considera que los datos les pertenecen a ellos y no a las empresas que ofrecen servicios de internet, y que debería ser posible identificar y borrar los datos personales.

De hecho, el 83,1% de los internautas dejarían de utilizar un servicio si no sigue las normas de control de la privacidad.

Según el informe, la información que queremos proteger es datos personales (para un 82,2%), fotografías y vídeos personales (para un 77,9%), historial de navegación (mencionado por un 67,9%) e historial de búsquedas (un 67 %).

Para preservar la privacidad, el 59,6 % de los internautas desactiva el GPS de su móvil y el 50,4% “gestiona” sus contraseñas.