Peticiones del colectivo de personas mayores a las Administraciones Públicas

Descubre las reivindicaciones de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados en el XX Congreso .
Comparte esta noticia

XX CONGRESO UDP

La Casa de Ejercicios San José, ubicada en El Escorial, Madrid,  acogió los días 9 y 10 de noviembre el XX Congreso Confederal e Internacional de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España -UDP. Se trata del primer gran encuentro presencial que UDP organiza tras el embate de la pandemia provocada por la Covid-19.

En el marco de la celebración de su 20º Congreso, delegados y delegadas de las asociaciones socias a UDP, una de las confederaciones de personas mayores más antiguas del país, han elaborado un comunicado público conjunto con una serie de reivindicaciones comunes, con el objetivo de trasladar a las Administraciones Públicas, las urgentes demandas y necesidades del colectivo de personas mayores, así como los importantes retos a los que se enfrentan, tras las crisis sanitaria de la Covid-19.

Desde las propias personas mayores y sus organizaciones “buscamos apoyar y promover la participación activa y el liderazgo de las personas mayores con el resto de la sociedad, como motor de cambio, oportunidades y sostenibilidad”, señalan desde la Confederación.

Peticiones y demandas acordadas en el XX Congreso UDP:

Mantener y fortalecer el estado de bienestar:

Garantizar que todas las instituciones públicas velen por apuntalar los cuatro pilares maestros sobre los que se asienta: Seguridad económica, servicios públicos, eliminación de las desigualdades entre comunidades autónomas, lucha contra la pobreza, así como defender y reforzar el Sistema Nacional de Salud.

Pensiones públicas y dignas:

En materia de Pensiones, solicitamos:

  1. Revisar la fiscalidad de las Pensiones.
  2. Revisar el sistema de autónomos para que sea más justo en comparación con el resto de las pensiones.
  3. Un tratamiento de la jubilación anticipada que no penalice a quienes han tenido que adelantar su jubilación contra su voluntad.
  4. Que no haya una exigencia mínima de años cotizados para acceder a las pensiones.
  5. Revisar las pensiones de viudedad.
  6. Reivindicar que no haya un umbral mínimo de cotización, y que la pensión dependa de toda la cotización.
  7. Financiar los complementos a mínimos y el resto de los gastos impropios con cargo a impuestos generales, haciendo efectivo el principio de separación de fuentes de financiación.
  8. Exigir la devolución de la deuda por el mal uso de la hucha de las pensiones
  9. Exigir una fórmula de revalorización que sea realmente justa.

Sanidad: Servicios Públicos y profesionales 

En materia de Sanidad, planteamos las siguientes reivindicaciones a las Administraciones públicas:

  1. La necesidad de garantizar la calidad de la Sanidad Pública, en particular: 
  • Aumentando la dotación de personal sanitario para reducir la carga de trabajo, y asegurando unas retribuciones adecuadas y unas condiciones de trabajo dignas, que eviten la pérdida de talento.
  • Retomando las citas presenciales. 
  • Garantizando una adecuada dotación de recursos materiales e incrementando el presupuesto.
  • Reducción de las listas de espera.

2. Nuestro más absoluto rechazo al cierre de los centros de salud en el medio rural.

3. La necesidad de encontrar una fórmula que garantice la igualdad sanitaria en todo el territorio estatal.

4. El cumplimiento de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

5. Se debe dar apoyo a la nueva Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión sanitaria, con el objetivo de blindar el sistema nacional de salud.

6. Reivindicamos el aumento de la geriatría como especialización en la  atención sanitaria. La geriatría es especialmente relevante en estos momentos pero no siempre goza del reconocimiento que merece.

7. Mayor presencia y apoyo al profesional de cuidados (enfermería) en  nuestro país. 

8. No confundir la atención a personas con enfermedades crónicas con la atención a personas en situación de dependencia.

Planteamos estas reivindicaciones ante quien es el verdadero responsable de la Sanidad Pública: la Administración, representada en el Ministerio de Sanidad y en las Consejerías Autonómicas, recordándoles que la auténtica voluntad política debe traducirse en una mayor inversión que ponga en valor la Sanidad Pública.

Recordamos que la COVID no puede ser una excusa para reducir la Sanidad Pública ni justifica su deterioro. Reafirmamos nuestra voluntad de luchar contra una sanidad privada concebida como “negocio a la americana”.

Residencias de personas mayores:

El modelo actual de residencias, basado en los beneficios económicos de entidades privadas, no es sostenible, ni aceptable, si queremos una atención de calidad centrada en las necesidades de las personas. De esa manera, consideramos que se debe dar mayor importancia a otros recursos que si se basan en estos principios, como: co-housing, micro residencias, servicios de proximidad, etc. Asimismo, resulta necesario un sistema de coordinación socio-sanitario, que incluya: sanidad, servicios sociales y residencias. Para que la detección de cualquier problema suponga la activación de un protocolo de intervención para dar una respuesta eficaz y eficiente al mismo. 

Pero para ello, es necesario, que primeramente, se dote de más recursos a estos servicios para poder dar respuesta a las necesidades que presenta nuestro colectivo. Queda patente la descoordinación política existente en nuestra sociedad, y cómo esta afecta a la falta de recursos existente, ya que no se produce una coordinación entre los distintos ámbitos. 

Dependencia y Autonomía Personal:

Durante la pandemia se ha producido una falta de atención y recursos por parte de los Servicios Sociales. En materia de dependencia y Autonomía personal, consideramos de vital importancia una revisión de la Ley de Dependencia para ello:

  1. Reducir drásticamente las listas de espera de los servicios de ayuda a domicilio.
  2. Dotar presupuestariamente la Ley de Dependencia de la misma forma en todas las Comunidades Autónomas.
  3. Garantizar el Sistema Público de Atención a la Autonomía Personal y asegurar el acceso al mismo del importante número de personas que están pendientes de valoración.
  4. Regularización académica y laboral de las personas cuidadoras de personas mayores, en situación de discapacidad y/o enfermas.
  5. Es fundamental garantizar el derecho y el acceso a la sanidad pública de todas las personas mayores, en igualdad con el resto de la ciudadanía, así como reforzar los servicios profesionales de atención domiciliaria y teleasistencia, entre otros, incluyendo al medio rural.

Frente a la Brecha Digital, dotar al colectivo de personas mayores de recursos formativos:

Durante esta crisis sanitaria de la Covid-19 hemos visto cómo el aumento en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS) han ayudado a reducir los problemas de la soledad no deseada derivados del confinamiento, ya que han permitido mantener las comunicaciones y los lazos afectivos entre familiares, amistades, redes vecinales y de apoyo mútuo.

Es importante priorizar la formación de las personas mayores para mejorar su acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Priorizando en la medida de lo posible, el uso del teléfono móvil, aprovechando que las circunstancias de la pandemia, han fomentado su uso por parte de nuestro colectivo. 

El papel de las personas mayores en nuestra sociedad:  

Es destacable el papel activo de las personas mayores durante la pandemia, tanto en la colaboración del sustento de la economía familiar, como en el apoyo emocional a las mismas.  El colectivo de personas mayores ha sido un ejemplo de superación durante este período, no sólo por el apoyo que comentábamos antes, si no por el reto que ha supuesto este periodo a nivel personal, social y económico. Tenemos que tener una mentalidad positiva y seguir adelante, para ayudarnos a nosotras mismas y al resto de personas que nos rodean.

Somos ciudadanas de pleno derecho:

Es necesario seguir trabajando por la dignidad de las personas mayores y sus derechos  como ciudadanía de pleno derecho: Los derechos deben ser globales. Para ello, instamos al Gobierno de España a apoyar  una convención internacional de los derechos de las personas  mayores (ONU), fomentar y apostar por la colaboración intergeneracional.

El XX congreso de UDP abordó a través de una serie de ponencias congresuales y trabajo en grupos, los importes retos a los que se enfrentan las asociaciones de personas mayores, el impacto de la Covid-19 en las personas personas mayores, así como las peticiones y reivindicaciones que desde el colectivo urge trasladar a las Administraciones Públicas. En este comunicado, se recogen las principales demandas alcanzadas y expuestas en el plenario del XX Congreso Confederal de UDP.

Todas estas reivindicaciones, así como las planteadas en el marco de sus últimas Asambleas Generales, se encuentran recogidas de manera pública en el siguiente enlace: https://www.mayoresudp.org/personas-mayores-los-grandes-retos-del-gobierno/

Nueva etapa en la confederación: 

El pasado martes 9 de noviembre, representantes de las asociaciones adheridas a UDP eligieron por unanimidad a Inmaculada Ruiz Martín como nueva presidenta nacional, tomando el relevo de Paca Tricio, que deja la organización tras la finalización de su mandato.

Completando la nueva Junta Directiva Estatal de  UDP, se ha refrendado a  Antonio Serratosa Serdá como vicepresidente; Marta Clemente García como secretaria de Organización; José Vicente Rodrigo Ballester como tesorero y como vocales a Cristina Rodriguez Porrero, Jose Ramón Landaluce, Mariqueta Vázquez Armentino, Petri García Alcón, José Molina Torres y Paco Gómez Galán.

Asimismo y como novedad, durante el Congreso se aprobó el Plan de Igualdad, así como el  Código de Conducta, para los que se abre una etapa de paulatina adhesión a los mismos por parte de sus organizaciones miembro. Este proceso será acompañado y alentado por la Junta Directiva Nacional, que buscará que todas las organizaciones de UDP estén comprometidas formalmente con la igualdad, la transparencia ,la participación y los valores de la Organización.

Desde 1977, en UDP, siendo una de las organizaciones de personas mayores más veteranas de nuestra democracia, seguimos promocionando el movimiento asociativo entre las personas mayores, desarrollando actuaciones encaminadas a mejorar la calidad de vida de todas nosotras, defendiendo y reivindicando nuestros derechos, gobierne quien gobierne.

HOY COMO AYER, NUESTRA FUERZA ES LA UNIÓN

En nombre de la Junta Directiva de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España -UDP, su presidenta Inmaculada Ruiz Martín.

1 comentario en «Peticiones del colectivo de personas mayores a las Administraciones Públicas»

  1. Buenos dias:
    Soy mayor de 68 años.
    Lo que he leído, lo suscribo. Sin embargo… Entiendo UDP es una Asociación. He dirigido durante 7 años un ente similar…
    En tanto en cuanto no seáis un Partido político, con escaños, no se va a hacer caso ninguno.
    Se hablará, en casa, bares, chats…, Pero sin acceder a Parlamentos con escaño, NADA de nada…
    ¡Lo siento, es así, y mejor no crear falsas expectativas ni sueños!.
    Jorge

Los comentarios están cerrados.

Redimensionar fuente
Modo contraste
www.mayoresudp.org utiliza cookies que permitirán mejorar tu experiencia como usuario y, en cumplimiento de la LSSI (LEY 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificada por el RD 13/2012 en su artículo 22.2),    Más información
Privacidad
Abrir chat